El Mundo
Lunes 04 de Septiembre de 2017

Angela Merkel ganó con facilidad el debate televisado con su rival socialdemócrata

Los dos principales candidatos a jefe de gobierno en Alemania tuvieron ayer su único debate televisado. Y lo ganó Angela Merkel, canciller desde 2005.

Los dos principales candidatos a jefe de gobierno en Alemania tuvieron ayer su único debate televisado. Y lo ganó Angela Merkel, canciller desde 2005. En medio de una gran expectación y consciente del elevado número de indecisos a tres semanas de las elecciones del 24 de septiembre próximo, Merkel resistió los embates de su rival, el socialdemócrataMartin Schulz, en temas como migración y jubilación.

   El candidato del Partido Socialdemócrata (SPD), muy por detrás de la canciller en los sondeos con un 23 por ciento frente al 37 por ciento de los democristianos, salió con un objetivo claro: "Atacar a la reina", como tituló esta semana el semanario Die Zeit. Sin embargo, a pesar de los intentos por poner en aprietos a la mandataria y marcar un distanciamiento con la política de la Unión Cristiano Demócrata (CDU), los sondeos posteriores al debate realizados por los canales de la televisión pública ARD yZDF dieron a la canciller como ganadora del debate.

   Schulz aprovechó el duelo para criticar la gestión de la crisis migratoria, una cuestión muy polémica en el país, ya que llevó a Alemania a tener que acoger solo en 2015 a 900.000 solicitantes de asilo. Sin embargo, Merkel se reafirmó en lo que lleva repitiendo desde que comenzó el aluvión de críticas contra su política: "Fue la decisión correcta". "Se tenía que tomar una decisión", afirmó sobre la apertura de la frontera a los miles de refugiados que en septiembre de 2015 se encontraban varados en Hungría. "La situación era muy dramática.El gobierno alemán actuó de acuerdo con la Constitución:La dignidad de las personas es inviolable", agregó. Merkel, una conservadora democristiana, se ubica así a la izquierda de un socialdemócrata en un tema de gran sensibilidad como la inmigración. Schulz acusó a la canciller de tomar la decisión sin consultar con sus vecinos europeos. "Se necesitaba una solución europea", afirmó en el debate organizado por los canales de televisión.

   Otro de los temas que levantan ampollas en la mayor economía de Europa es Turquía. En este punto, el líder socialdemócrata no dudó en abogar por poner fin a las negociaciones de adhesión de Turquía con la Unión Europea (UE). "Si yo fuera canciller interrumpiría las conversaciones de adhesión de Turquía con la UE. Sobre si habría mayoría para ello habría que verlo, pero al menos hay que pelear por ello", declaró sobre una decisión que debe tomarse por unanimidad en la UE como recordó Merkel.

   "Se ha llegado a un punto en el que se deben concluir las relaciones económicas, financieras, aduaneras y las conversaciones de adhesión", agregó Schulz unos días después de que se diera a conocer el encarcelamiento de otros dos ciudadanos alemanes en ese país, en donde los germanos arrestados ya suman 55.

Merkel afirmó que "las conversaciones de adhesión son por el momento inexistentes" y reconoció que nunca estuvo a favor de una entrada de Turquía en la UE. Y abogó por sanciones económicas.

   Respecto a la brillante situación económica del país, una de las principales bazas de Merkel de cara a las elecciones del 24 de septiembre donde luchará por un cuarto mandato consecutivo, Schulz apostó por una mayor justicia social y pidió mejorar las pensiones. La seguridad interna cuanto el continente europeo es víctima de atentados terroristas y la integración de cuatro millones de musulmanes que viven en Alemania acapararon también parte del debate.

Comentarios