El Mundo
Lunes 15 de Mayo de 2017

Angela Merkel derrota por anticipado a los socialdemócratas

Las elecciones nacionales son en septiembre. El neto dominio de Merkel ayer en Renania marca un enorme contraste con la salida simultánea del poder del socialista francés Francois Hollande.

La victoria electoral de los democristianos de Angela Merkel ayer en el estado de Renania del Norte-Westfalia, un bastión tradicionalmente socialdemócrata, puso de manifiesto que Angela Merkel continúa siendo el mayor activo político de Alemania y que el mayor partido competidor, el SPD, se ha desinflado en pocos meses.

Las elecciones nacionales son en septiembre. El neto dominio de Merkel ayer en Renania marca un enorme contraste con la salida simultánea del poder del socialista francés Francois Hollande, luego de un breve paso por el poder (ver aparte).

Hace solo unos meses, Merkel atravesaba dificultades por haber abierto la puerta del país a más de un millón de refugiados de Medio Oriente. Pero hoy, a cuatro meses y medio de las generales, Merkel consiguió terminar con la esperanzas que produjo en el Partido Socialdemócrata (SPD) la nominación de Martin Schulz en enero como candidato a la Cancillería. Ayer, y luego de una sucesión de derrotas regionales, Schulz era una sombra del hombre confiado de inicios de año. De "terremoto político" y de "triunfo sorpresa" calificaron los medios del país los resultados de ayer, que confirman el descalabro socialdemócrata. "El SPD no puede caer más bajo. Su derrota es total", destacó el diario muniqués Süddeutsche Zeitung. Contra las previsiones, la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel se impuso por un 33 por ciento en Renania del Norte-Westfalia, estado gobernado en los últimos 50 años de forma casi ininterrumpida por los socialdemócratas del SPD, que recabaron sólo 31 por ciento. El triunfo de la CDU de Merkel pone punto final además al reinado de la carismática socialdemócrata local Hannelore Kraft. "Merkel es indestructible. No deja que las encuestas la vuelvan loca, sino que simplemente hace lo que tiene que hacer. Gobernar es su manera preferida de hacer campaña", recalcó el semanario Der Spiegel. Los democristianos de Merkel han hecho "pleno" en los tres comicios regionales que en 2017 han servido de termómetro de cara a la gran cita electoral del próximo 24 de septiembre. Después de retener con amplia ventaja el Sarre a fines de marzo y de imponerse al oficialista Partido Socialdemócrata (SPD) en Schleswig-Holstein, la CDU sumó ayer una victoria contundente. Las de ayer eran la "prueba definitiva" para Merkel y Schulz, como las definió el diario económico Handelsblatt. "¡Si Hannelore (Kraft) gana en Renania del Norte-Westfalia, yo seré canciller!", proclamó un combativo Schulz hace un mes.

Comentarios