El Mundo
Viernes 28 de Abril de 2017

¿Amague para doblegar a los vecinos o mensaje a un Congreso hostil?

¿Fue un rumor para doblegar a México y Canadá o una maniobra para presionar al Congreso de Estados Unidos? Cuando empezó a circular la versión de que Donald Trump preparaba un decreto para retirarse del Nafta, hubo nervios en ambos frentes.

   En México y Canadá las monedas locales sintieron el golpe y perdieron terreno por unas horas frente al dólar. Hubo llamadas telefónicas desde Ciudad de México a Ottawa, de México a Washington, para tratar de entender qué estaba pasando. En las filas republicanas, los partidarios del libre comercio también levantaron una ceja.

   "Es inconsistente con todo lo que he escuchado del secretario de Comercio, Wilbur Ross, y las señales que hemos estado recibiendo indicando que querían actualizar el Nafta, no eliminarlo", dijo el senador republicano por Texas John Cornyn. Ayer, y luego de unos tuits de Trump, la Casa Blanca lo anunció oficialmente. ¿Qué pasó en el camino? Según el ministro de Exteriores de México, Luis Videgaray, el rumor era cierto. Pero para Videgaray la idea no era tanto presionar a México y Canadá, sino más bien acelerar las decisiones del Congreso estadounidense. Trump todavía no ha conseguido la ratificación del representante comercial, Robert Lighthizer, encargado de las negociaciones comerciales. Tanto México como Estados Unidos desean acelerar la revisión del Nafta. Los tiempos apremian. En México en julio se harán las elecciones presidenciales. El aspirante más fuerte es el izquierdista nacionalista Andrés Manuel López Obrador. Y en Estados Unidos para renegociar el Nafta, Trump debe notificar al Congreso con 90 días de anticipación. Si decide retirarse puede hacerlo directamente, seis meses después de notificar a las partes. A México Trump no necesita presionarlo: quisiera empezar mañana mismo. Pero para medios informados, como el portal Politico.com, podría ser el objetivo una mejor posición de partida ante los socios comerciales. Canadá, que en enero amagó despegarse de México, estuvo en los últimos días bajo tensión. Estados Unidos inició el proceso de imponer un arancel de 20% a la madera canadiense, y Trump acusa a Canadá de perjudicar al sector lácteo estadounidense. México y Canadá son el segundo y tercer mayor socio comercial de Estados Unidos, detrás de China. El 80% de las exportaciones mexicanas va a Estados Unidos y el 75% de las canadienses sigue el mismo camino.

Comentarios