incidentes en colonia con inmigrantes
Lunes 02 de Enero de 2017

Alemania evitó ola de abusos sexuales en la noche de fin de año

La ciudad alemana de Colonia dio la bienvenida al Nuevo Año con celebraciones que en nada recordaron a la ola de violaciones y abusos sexuales vivido en 2015, cuando cientos de mujeres fueron agredidas, en la enorme mayoría de los casos, por inmigrantes de Medio Oriente y Norte de Africa.

La ciudad alemana de Colonia dio la bienvenida al Nuevo Año con celebraciones que en nada recordaron a la ola de violaciones y abusos sexuales vivido en 2015, cuando cientos de mujeres fueron agredidas, en la enorme mayoría de los casos, por inmigrantes de Medio Oriente y Norte de Africa.

"La intervención sistemática ha evitado que se repitan delitos similares a los ocurridos el año pasado. (Aunque) tuvimos grupos de personas que eran tan agresivos (como los de 2015)", afirmó el jefe la policía de Colonia, Jürgen Mathies. El funcionario destacó que, de nuevo, cientos de jóvenes procedentes del norte de Africa viajaron a la ciudad del oeste de Alemania para participar en los festejos de la noche de fin de año o "Nochevieja". No obstante, las celebraciones transcurrieron sin grandes problemas debido a la masiva presencia de las fuerzas de seguridad. Aunque la policía desplegó inicialmente unos 1.500 agentes la última noche del año en Colonia, al registrar actitudes agresivas se decidió reforzar el dispositivo con 200 efectivos más. Los policías comprobaron durante las celebraciones la identidad de 650 personas, que en su mayoría eran "casi exclusivamente" norafricanos, puntualizó Mathies. Las fuerzas de seguridad arrestaron a 92 personas, detuvieron de forma provisional a otras 27 y se presentaron diez denuncias por delitos de carácter sexual, pero esta vez ninguno de ellos por violación.

El jefe de policía de Colonia debió dar explicaciones ante críticas de presunto racismo contra las fuerzas de seguridad, acusadas de seleccionar a los interrogados o detenidos en base a motivos raciales. "Fue por la conducta de esos hombres. La mayor parte de ellos se comportaron de tal forma que parecía probable que cometiesen un delito de forma inminente", recalcó Mathies. En la última noche de 2015 Colonia fue testigo de cientos de abusos sexuales y robos contra mujeres de parte de inmigrantes de Medio Oriente y Norte de Africa. Pero el alevoso delito masivo se minimizó en los medios alemanes y europeos, para que el caso no fuera explotado por la derecha xenófoba. Fue una clara contradicción con la línea editorial general de denuncia de delitos sexuales contra la mujer. El millón y medio de inmigrantes que llegó a Alemania desde el inicio de 2015 ha causado graves problemas al gobierno de Angela Merkel. La extrema derecha avanzó en una decena de elecciones regionales en 2016 en perjuicio de la coalición oficialista.

Hubo tensión en Colonia.

Comentarios