El Mundo
Miércoles 21 de Diciembre de 2016

Alemania busca al autor de la masacre, cuya responsabilidad se atribuyó el Isis

El único sospechoso detenido tras el ataque en el mercado navideño, un refugiado paquistaní, fue liberado por la policía por falta de pruebas

La milicia radical Estado Islámico reivindicó ayer el atentado del lunes con un camión contra un mercado navideño en Berlín, poco después de que la fiscalía general de Alemania liberara al único sospechoso de la masacre, un refugiado paquistaní llegado a Alemania en diciembre pasado, y la policía anunciara que el verdadero atacante "aún podría seguir libre" y armado. De las 12 víctimas fatales que provocó el atentado en el mercado de Berlín, la policía ya identificó a siete, según informó el director de la fuerza, Holger Muench, en una conferencia de prensa. Seis de las víctimas identificadas son alemanas y la séptima, el verdadero conductor del camión, que había sido secuestrado por el atacante, polaca. El conductor polaco se llamaba Lukasz Urban, tenía 37 años, y el lunes debía llegar a Berlín con su camión de carga en un viaje como muchos otros. "Está claro que peleó por su vida. Su cara estaba hinchada y llena de sangre. La policía me informó que tenía muchas heridas de bala. Además de haber sido acuchillado, le disparó hasta matarlo", contó a la prensa polaca su primo y dueño de la empresa de carga para la que trabajaba, Ariel Zurawski. El propio premier polaco, Beata Szydlo, calificó a Urban ante la prensa de su país como "la primera víctima de este horrendo acto de violencia" que dejó en total 12 muertos y 48 heridos.

En medio de un clima de rumores y después de casi un día de incertidumbre sobre qué fue lo que realmente pasó ayer en el mercado navideño del barrio turístico del zoológico, la canciller alemana, Angela Merkel, aclaró que se trató de "un ataque terrorista" y adelantó que se sentiría "particularmente mal" si se tratara de un refugiado, momentos antes de colocar una ofrenda floral en el lugar de la masacre.

En ese momento de la jornada, la policía tenía un sólo sospechoso detenido, Naved B., un refugiado paquistaní de 23 años, que, según el diario local Die Welt, había llegado al sur de Alemania el 31 de diciembre de 2015 y, dos meses después, pidió asilo político en Berlín. Usaba dos nombres diferentes y tenía antecedentes por delitos menores, pero no se le conocía vinculación con el islamismo. Fue capturado cerca del lugar del hecho con la ayuda de un testigo que afirmó verlo huir del mercado y lo siguió a distancia hasta la llegada de la policía. Según medios, la policía reconoció que persiguió a un individuo por un céntrico parque berlinés, pero se les escabulló y acabó atrapando a la persona equivocada. La fiscalía informó que el detenido cooperó con mucha información, pero en todo momento negó cualquier vinculación o participación con el atentado.

"Alemania ya no es segura"

El anuncio del gobierno de que el sospechoso detenido era un refugiado provocó una ola de críticas feroces de la extrema derecha alemana y del resto de los países vecinos a la política migratoria de Merkel, quien permitió el año pasado el ingreso al territorio de alrededor de 1 millón de refugiados e inmigrantes. "Alemania ya no es segura. Sería obligación de la canciller comunicárselo" a los ciudadanos, sentenció Frauke Petry, la presidenta del principal partido de la extrema derecha alemana, AfD, en un comunicado, en el que también denunció que el contexto que permitió que este ataque "fue importado de forma imprudente y sistemática en el último año y medio", en referencia a la llegada masiva de refugiados.

Sin embargo, poco después, la fiscalía general alemana anunció que había liberado al refugiado paquistaní "por falta de evidencias", según explicó en un comunicado. "Los resultados de las investigaciones llevadas a cabo hasta el momento indican que no hay sospechas fundamentadas contra el acusado", concluyó la fiscalía, que tenía hasta la medianoche de ayer para acusar y dictar una detención preventiva contra el sospechoso. La policía anunció la liberación en su cuenta de Twitter y aprovechó para declararse en alerta: "El detenido niega el delito. Por ello estamos especialmente alerta. Por favor, estén también alertas". Tras esos anuncios, el ministro del Interior alemán, Thomas de Maiziere, reconoció que el gobierno aún no sabía con certeza cuál había sido la motivación del ataque del lunes y que era muy probable que el responsable estuviera aún en libertad.

Modus operandi islamista

Unas horas antes el fiscal general alemán, Peter Frank, se había permitido ser menos cauteloso y afirmó en una conferencia de prensa que el "modus operandi (del ataque) es similar al seguido por islamistas". "El símbolo del mercado de Navidad nos hace pensar que se trata de un atentado terrorista", sentenció el hombre que dirige la investigación.

En medio de esa incertidumbre, la agencia de noticias Amaq, un medio muy cercano al Estado Islámico (Isis), informó que este grupo radical había sido el responsable de la masacre del lunes ayer en Berlín, según reprodujo el sitio especializado SITE, que se ocupa de relevar las comunicaciones en internet de organizaciones islamistas extremistas. Amaq sostuvo que el atacante de Berlín se había inspirado en "los llamados (del EI) a atacar a los ciudadanos de los países (que integran) la coalición internacional" que bombardea y pelea actúa contra el grupo islamista en Siria y en Irak, y de la que participan Alemania y muchas otras naciones occidentales, árabes y musulmanes. Se trata de la tercera vez que el EI reivindica la autoría de ataques cometidos con vehículos. El primero fue en julio en la ciudad francesa de Niza, donde 86 personas fallecieron atropelladas por un camión en medio del festejo de una fecha patria; el segundo, en noviembre en la universidad del Estado de Ohio, cuando un estudiante arrolló con un auto, acuchilló e hirió a 11 personas en el campus.

El gobierno alemán, que aún no identificó al atacante, inmediatamente llamó ayer a tener prudencia tras conocerse el anuncio del Isis. "Esta supuesta reivindicación de la autoría por parte del Estado Islámico, que en definitiva es un grupo terrorista, nos acaba de llegar. Deberíamos dejar a los organismos de seguridad hacer su trabajo. Están trabajando al máximo y nadie va a descansar hasta que el autor o los autores de la masacre hayan sido detenidos", aseguró el ministro De Maiziere.

Instrucciones detalladas

Estado Islámico (EI) dio instrucciones detalladas a sus seguidores sobre cómo atentar con camiones en su revista Rumiyah. En la edición de noviembre, la misma publicó un artículo de tres páginas con instrucciones exactas sobre cómo podía un atacante solitario llevar a cabo un atentado de este tipo y ponía como ejemplo el ataque de Niza de julio. Un vehículo, decía el artículo, es apropiado para un atentado porque es fácil de conseguir y no despierta sospechas. Es importante, añade, elegir uno grande, pesado y capaz de alcanzar la velocidad necesaria. También se indican los potenciales objetivos, apuntando a mercados, festivales, desfiles o concentraciones políticas.

Comentarios