El Mundo
Domingo 04 de Junio de 2017

Al menos dos muertos por un ataque terrorista en el Puente de Londres

Una furgoneta atropelló a peatones que cruzaban el Támesis. Hubo también otro incidente en el mercado de Borough, con personas acuchilladas.

Este fin de semana, solo unos días después del atentado islamista del Manchester Arena que costó la vida a 22 personas, el Reino Unido hacía frente a dos imponentes retos de seguridad: la final de la Champions en Cardiff y el concierto que hoy protagonizarán Ariana Grande y varias estrellas pop más en el estadio de críquet de Stanfford Bridge, también en Manchester. Pero el terror golpeó inesperadamente en el corazón de Londres, en el inicio de una noche lúdica de sábado. Fue una escena terrible, con peatones arrollados por una furgoneta, personas apuñaladas y disparos de la policía para frenar a los terroristas. Por el momento, la Policía Metropolitana de Londres confirmó que hubo dos muertos, pero podría haber varias víctimas con el correr de las horas ya que, según testigos, varias personas estaban siendo atendidas por los servicios de seguridad. A las diez y media de la noche (hora local), una furgoneta blanca entró en el Puente de Londres, el anterior al simbólico Tower Bridge que conduce a la Torre de Londres, se subió a la acera, circulando a unos ochenta kilómetros por hora, y atropelló a una veintena de personas. Se cree que puede haber varios muertos. El atentado del puente fue parte de un ataque coordinado, con incidentes en otros dos puntos de la ciudad: el Borough Market y Vauxhall, ambos en la orilla sur del Támesis. Este último fue descartado luego como un atentado terrorista.

"Corre, escóndete, avisa"

Tras arrollar a varios peatones, tres hombres se bajaron del vehículo y comenzaron a acuchillar indiscriminadamente a las personas que encontraban a su paso. Según un viandante portaban cuchillos con hoja de unas trece pulgadas. Los acuchillamientos siguieron por Borough High Street, al sur del puente, y en el Borough Market, un mercado gastronómico enormemente popular en Londres, tomado los mediodías de los fines de semana por los turistas. La policía pidió a quienes se encontraban en la zona que se pudiesen a buen recaudo y emitió mensajes con el lema "Corre, escóndete, avisa".

   Algunos testigos que circulaban por el puente hablaron de cuerpos tendidos en el suelo. También se escucharon disparos y se vio como la policía se llevaba a un hombre esposado. Además de los incidentes en el Puente de Londres y el Borough Market, la policía se enfrentó a un tercer ataque en Vauxhall, en la zona Sur del Támesis, a la altura de la Tate Britain. Testigos descartaron luego que este último se tratara de un atentado. Este incidente fue descartado El Puente de Londres fue cortado en los dos sentidos y se evacuaron las estaciones cercanas. El atropello, que recuerda el atentado islamista del puente de Westminster de hace dos meses, ocurre a solo cinco días de las elecciones generales.

   Posteriormente a los trágicos incidentes, la premier Theresa May emitió un comunicado que confirmó lo que ya se sabía, que "fue un ataque terrorista": "Puedo confirmar que el terrible incidente en Londres está siendo investigado como un potencial acto de terrorismo. Es una investigación que cambia rápido. Quiero expresar mi gratitud a la policía y los servicios de emergencia que están en la escena. Nuestros pensamientos con aquellos atrapados en estos terribles eventos".

   El equipo de Donald Trump comunicó enseguida que el presidente de Estados Unidos también había sido alertado de lo que estaba sucediendo. Poco después, el propio Trump escribió un tuit utilizando el atentado para reforzar sus ideas de prohibir entrar a los inmigrantes de algunos países musulmanes, medida que fue frenada por los jueces: "Necesitamos hacerlo bien, ser vigilantes y duros. ¡Necesitamos tribunales que nos devuelvan nuestros derechos. Necesitamos prohibiciones de viajes y un nivel extra de seguridad!".

   El líder laborista, Jeremy Corbyn, también ha reaccionado a través de Twitter. Definió los graves incidentes como "brutales y chocantes". "Mis pensamientos están con las víctimas y sus familias", señaló antes de agradecer a los servicios de emergencia. Los testigos de los hechos contaron que la policía entró con urgencia en algunos bares y restaurantes de la zona pidiendo a los clientes que se escondiesen, se encerrasen y buscasen el lugar más seguro posible. La zona del ataque está llena de atracciones turísticas, próxima a la Tate Modern, el teatro Globe de Shakespeare y el propio Borough Market. También está cerca el moderno edificio del Ayuntamiento de Londres.

La tragedia de Manchester

   El Reino Unido se encuentra en el nivel dos de alerta. Tras el atentado de Manchester del pasado 22 de mayo, donde el terrorista suicida Salman Abedi mató a 22 personas a la salida de un concierto pop de la cantante estadunidense Ariana Grande, la mayoría jóvenes y niños, el gobierno elevó la alerta a "crítica", en nivel máximo, por temor a un atentado inminente. También sacó al ejército a la calle, un hecho absolutamente extraordinario en el Reino Unido. Se temía que un cómplice de Abedi pudiese estar libre en la calle con una nueva bomba.

   Sin embargo a los dos días, en pleno puente de primavera, el alerta se bajó de nuevo al segundo nivel. Al final el ataque terrorista que se temía parece que llegó, pero de manera menos sofisticada: con un vehículos atropellando y a cuchilladas.

Comentarios