Edición Impresa
Sábado 05 de Marzo de 2011

El mundo en un aula

"¿Te gustaría estudiar en el exterior junto a jóvenes de todo el mundo?" Con esta pregunta la Fundación Colegios del Mundo Unido intenta entusiasmar a los jóvenes para participar de una experiencia educativa que definen como "multicultural y única".

"¿Te gustaría estudiar en el exterior junto a jóvenes de todo el mundo?" Con esta pregunta la Fundación Colegios del Mundo Unido intenta entusiasmar a los jóvenes para participar de una experiencia educativa que definen como "multicultural y única". Se trata de una fundación internacional dedicada a "promover la educación como una fuerza para unir a las personas, las naciones y las culturas por la paz y un futuro sostenible". Es la única ONG educativa mundial que une a estudiantes de todo el planeta, seleccionados en su propio país en base al mérito, para que estudien y convivan en uno de los trece colegios.

Estas instituciones ofrecen cada año esta oportunidad a unos 1.500 jóvenes de más de 120 nacionalidades distintas, sin distinción de raza, credo, orientación política o situación económica, "en la creencia de que esta experiencia educativa multicultural contribuirá a levantar las barreras construidas sobre prejuicios étnicos, religiosos, sociales y políticos".

La idea de los CMU surgió en la década del 60, en plena Guerra Fría, como iniciativa de tres importantes educadores europeos: Kurt Hahn, Desmond Hoare y Laurence Darvall, "quienes creyeron fervientemente en la educación internacional como instrumento para fomentar la paz".En la actualidad los colegios se ubican en Gales, Canadá, Singapur, Italia, Estados Unidos, Swazilandia, Venezuela, Hong Kong, Noruega, India, Bosnia-Herzegovina, Costa Rica y los Países Bajos.

Si bien los jóvenes cursan el Bachillerato Internacional, un programa académico muy exigente de dos años de duración, el sello de la educación CMU es "una formación integral social, académica, filosófica y moral, fruto de la combinación de clases desafiantes y prácticas, servicio a la comunidad, actualidad internacional, y actividades físicas y creativas".

La filial Argentina de los CMU está constituida íntegramente por ex becarios y colaboradores que trabajan ad honórem para sostener y aumentar la participación argentina en este destacado proyecto educativo.

Aunque las clases en los CMU son dictadas en inglés, el conocimiento de ese idioma no es un requisito para postularse a las becas. Las becas son completas. No se requiere que el alumno o su familia abonen ninguna cuota a la fundación. Tampoco es un programa de intercambio. Los interesados en postularse pueden inscribirse en la página www.ar.uwc.org hasta el 17 de marzo próximo.

Comentarios