Bono
Domingo 20 de Noviembre de 2016

El modelo y la emergencia social

La advertencia del ministro de Producción de Santa Fe sobre los tiempos límites para la reactivación, tuvo onda expansiva.

La advertencia del ministro de Producción de Santa Fe sobre los tiempos límites para la reactivación, tuvo onda expansiva. La discusión sobre modelos económicos, tan intensa hace un tiempo por estos pagos, llegó a Buenos Aires. Y de esa forma se nacionalizó en el momento en que el futuro del mercado interno, la producción industrial, la inflación, el empleo, el salario, la deuda y el cambio contexto internacional condicional la evolución de la economía en el año electoral.

En el plano provincial, donde el gobernador hace equilibrio entre los dos grandes paradigmas de la política en pugna, fue otro miembro del gabinete santafesino el encargado de presentar el vaso medio lleno. El ministro de Trabajoapuntó un leve repunte en el empleo privado registrado durante el tercer trimestre, dato sobre el cual se esperaban hasta el ultimo día de la semana mayores precisiones. Un aspecto interesante a analizar, además de la evolución por sectores es la medición por aglomerados, ya que las estructuras económicas son muy distintas en Rosario o en Santa Fe.

Las declaraciones de Genesini motivaron la protesta del secretario general de la UOM, Antonio Donello, que impulsa una ley de emergencia laboral para evitar la masacre laboral que sufre su sector. La última información del Sipa reconoció la caída de 127 mil empleos privados registrados en nueve meses de 2016. Un número que se potencia en el conteo por puestos de trabajo y cuando se analiza todo el universo laboral. De hecho, el desempleo en Rosario (11 por ciento) es el más alto del pais.

La piedra que prometió Alfonso Prat Gay comenzó a apretar zapatos en la capital del país. El desplome del mercado interno y la invasión de importados alteró otro equilibrio, el e de la cúpula de la Union Industiral Argentina (UIA). Su simpatía por el gobierno de los CEOS pierde terreno frente a la afectación sectorial que producen las políticas nacionales. En la previa a la conferencia industrial, el presidente de la central fabril, Adrián Kaufmana, advirtió que la actividad toda caerá un punto más que lo previsto a principios de año.

Lejos de conmoverse, el gobierno nacional avanza con el corazón de su modelo económico: la baja de salarios y la limpieza industrial. El Ministerio de Producción de la Nación oficializó el programa de transformación productiva. Su propuesta principal es subsidiar indemnizaciones para trabajadores afectados por la "reconversión" de empresas no competitivas.

Reconversión y productividad son conceptos famosos de los 90. El padre de la recuperación de económica de 2002, Roberto Lavagana, puso la pica en Flandes cuando llevó a la agenda nacional la descripción del actual modelo económico como similar al aplicado en la dictadura y elmenemismo.

La reaparición del ex ministro de Economía incomodó al gobierno menos por su claridad conceptual que por su significado político. Se acerca el año electoral, la economía no despega y el Frente Renovador toma distancia táctica dentro de la entente poskirchnerista. Esas grietas, las urgencias y la herencia de movilización del 2001 confluyeron en la media sanción de la emergencia social, bancada por la CGT y los movimientos sociales. El gobierno planea trabar o vetar la iniciativa. Curioso. Su esfuerzo por medir y exhibir el nivel de pobreza con la canasta más exigente de la región contrasta con su aversión por las políticas reparatorias. El salario social y la creación de empleo en la economia popular es la forma más directa para elevar el piso de ingresos.□A regañadientes, y como producto de la mesa tripartita, el Estado nacional aceptó dar un bono de fin de año a los estatales nacionales. La discusión reactivó las negociaciones en las provincias, incluida Santa Fe. Más allá del intento capcioso de pretender "limpiar" la discusión por la recuperación del salario perdido este año, la propina reconoce que lo mejor para amortiguar la caída del consumo en el fin de año es oxigenar el bolsillo popular y no buscar excepciones a la ley de descanso dominical.

Comentarios