Blanqueo de capitales
Domingo 10 de Julio de 2016

El ministro de Economía provincial aseguró que "la reactivación viene demorada"

El titular de la cartera económica Gonzalo Saglione dijo que le "preocupa" la evolución de los recursos nacionales vía coparticipación debido a la menor actividad.

Las medidas de política macroeconómica que tomó el gobierno de Mauricio Macri mantienen en alerta a la provincia de Santa Fe. "Nos preocupa la evolución de los recursos nacionales provenientes de la coparticipación, no porque haya ningún tipo de discriminación, sino porque se tomaron decisiones en materia tributaria a nivel nacional que generaron un crecimiento menor a lo esperado vía recaudación de impuestos nacionales", reveló el ministro de Economía santafesino, Gonzalo Saglione, en referencia a cuestiones como la modificación del mínimo no imponible de Ganancias que impactó en lo que llega a las provincias; la reducción de las alícuotas de las retenciones a las exportaciones de granos que disminuyeron el fondo sojero; o la devolución del IVA a jubilados y beneficiarios de planes sociales.

A la hora de pasarlo en limpio, el titular de la cartera económica dijo que "si se mide de enero a mayo de este año en materia de recursos propios hemos recaudado levemente por encima de lo presupuestado, y en materia de recursos nacionales hemos recibido levemente por debajo".

Hay que aclarar que el cálculo de Saglione no contempla el ingreso adicional de 500 millones de pesos mensuales que ahora Santa Fe recibe por efecto del fallo de la Corte Suprema de Justicia, en concepto de la no detracción del 15 por ciento de coparticipación.

Esta situación obligará al gobierno santafesino a "ser muy cuidadoso en la ejecución presupuestaria", dijo Saglione de cara a los próximos meses de 2016, ya que es en este período donde impacta con mayor fuerza la política salarial acordada en paritarias este año. Porque "si se siguen teniendo en lo que resta del año el nivel de recursos en línea con lo presupuestado y sin ningún aumento, no se podría estar financiando con mayor recaudación la suba del gasto como consecuencia de la política salarial", reflexionó.

Los fondos propios

Del mismo modo en que el ingreso de dinero proveniente de la Nación va cayendo, la situación de los recursos propios, es decir los impuestos que recauda la propia provincia, tampoco es demasiado alentadora, justamente por el coletazo de las medidas nacionales en las economías regionales. "En materia de recursos propios ahora vemos un buen comportamiento, pero si se mira el desagregado mensual encontrás que en el mes a mes, comparado con los mismos períodos del año anterior, empiezan a disminuir los ingresos", dijo Saglione. Reconoció que en esto inciden no sólo las medidas macroeconómicas sino además cuestiones climatológicas, como las que provocaron la crisis hídrica en Santa Fe. "Esto tuvo su epicentro en abril mayo y empezamos a ver que en estos meses la evolución de los recursos propios es menos favorable que en los primeros del año. No hay todavía un impacto en materia de recaudación propia que nos preocupe en términos de la dimensión global pero sí se observa que en determinados sectores la evolución de la macroeconomía y la crisis hídrica han impactado", dijo.

Aunque el funcionario no dio números precisos, sí reconoció que en la medición de enero o febrero de 2015 contra los mismos meses de 2016 "el porcentaje de aumento de la recaudación de recursos propios viene en disminución, lo que expresa un proceso de desaceleración".

Saglione descartó cualquier aumento de impuestos o modificación de alícuotas como forma de paliar esta caída de ingresos. Sólo dijo que apelarán a la prudencia que en la ejecución presupuestaria para evitar desequilibrios fiscales. "Vamos a tratar de administrar financieramente de forma tal de evitar cualquier inconveniente", dijo. Aclaró que no hay hasta ahora dificultad para hacer frente a los compromisos de la provincia. "Tenemos un buen cronograma de pagos de sueldos y jubilaciones y estamos pagando a 60 días los certificados de obra tal como establece la ley", dijo y detalló que están comenzando a elaborar el presupuesto 2017 sin previsiones de cambios en materia impositiva y prevén terminar 2016 "con un ejercicio relativamente equilibrado".

Saglione reconoció al respecto que la crisis hídricas y la demanda de los sectores productivos de Santa Fe obligaron a realizar una modificación presupuestaria en el ejercicio actual. "Se avanzó en programas de subsidios de tasas para el sector industrial y comercial después", ejemplificó. Esto "significó un gasto corriente que no teníamos previsto en el presupuesto, y tiene que ver con la decisión de la provincia de tratar de sostener sus niveles de producción y empleo".

Recuperación lenta

El ministro no dio precisiones sobre los lineamientos del presupuesto para 2017, pero sí reconoció que la foto de la economía argentina actual aún no muestra señales de una recuperación. "Todavía no se llega a ver un cambio de tendencia importante en materia de lo que entiendo es la clave a la cual apostó el Ejecutivo nacional en materia de reactivación de la economía que es la inversión", dijo Saglione.

El ministro reconoció que hubo anuncios de inversiones importantes en el sector privado "y creo que hay diferentes medidas de política que han sido conducentes en generar la confianza de inversores, pero lo que observamos es que hasta ahora ese proceso se está dando más lento de lo que todos esperábamos y fundamentalmente de lo que esperaba el equipo económico".

De ese modo, las perspectivas de que el segundo semestre iba a mostrar reactivación más importante de la economía, "se vieron un poco disminuidas y hoy la apuesta pasa al último trimestre del año, momento en que quizás recién empecemos a ver nuevamente que la economía logra tener niveles de crecimiento a las tasas esperadas", dijo.

Saglione también puso el acento en la necesidad de observar la evolución del blanqueo de capitales, en el marco de la ley aprobada en las últimas semanas. "Creo que deberíamos estar monitoreando qué es lo que realmente sucede para ver si ingresan divisas por el blanqueo y si se generan recursos fiscales como consecuencia de eso", dijo y "lo otro a mirar con atención es la sostenibilidad de la política de gasto decidida por el gobierno nacional, que requiere que haya un crecimiento de la economía".

En ese punto detalló que si se bajan las alícuotas de determinados impuestos pero no se logra hacer crecer la base imponible se generan problemas de financiamiento del sector público. "Eso en lo inmediato se puede cubrir con una posibilidad que antes el país no tenía como es el acceso al mercado de capitales", dijo el ministro pero aclaró que "eso es sostenible si finalmente se da el proceso de inversión que permita aumentar las bases imponibles y permita generar recursos para no tener más déficit y para empezar a devolver la deuda que se fue tomando para financiar ese período de tiempo".

En definitiva "el crecimiento sustentable en el marco de este modelo se va a dar cuando exista el proceso de inversión al cual apuesta el equipo económico del gobierno nacional", aclaró el ministro de Economía.

Comentarios