Lunes 10 de Octubre de 2016

El Ministerio de Seguridad analizará las cámaras de las zonas de los incidentes

Desde la cartera provincial afirmaron que los desbordes comenzaron cuando un grupo de mujeres"agredió a las personas que rezaban" frente a la catedral.

El Ministerio de Seguridad de la provincia de Santa Fe indicó esta tarde que analizarán las imágenes de las cámaras de seguridad de las zonas dañadas anoche, en particular las cercanas a Buenos Aires y Santa Fe, para trabajar con la Justicia e identificar a las personas responsables de los incidentes ocurridos durante el Encuentro Nacional de Mujeres, que se desarrolló en Rosario este fin de semana.

Asimismo, desde la cartera provincial recurrirán a la Justicia para colaborar con la investigación de lo ocurrido.

Desde el Ministerio de Seguridad indicaron que los días previos al encuentro, que comenzó el sábado, se mantuvieron reuniones para establecer con las organizadoras cómo iban a realizarse las actividades y cuál iba a ser el control policial. De estas reuniones incluso participaron responsables de la Arquidiócesis de Rosario.

Resaltaron que "el encuentro se desarrolló con normalidad hasta el domingo a la noche. Previo a ese momento, se habían llevado adelante reuniones y talleres en distintos puntos de la ciudad sin presentarse imprevistos".

Los hechos se desencadenaron durante la marcha de ayer por la tarde y "llegaron a su punto más crítico al llegar a la zona de La Catedral, un ícono arquitectónico de esta ciudad". Un grupo de jóvenes se encontraba rezando al frente de la basílica y un cordón policial impedía el cruce con las manifestantes; "pero un grupo de mujeres se desprendió de la marcha y comenzaron a agredir a las personas que rezaban y a lanzar todo tipo de objetos contundentes, piedras, vidrios, bombas molotov y hasta se produjo un disparo de arma de fuego ya que uno de los policías fue rozado con una bala proveniente de esa arma", destacaron desde la cartera.

Y añadieron: "Luego de resistir por más de veinte minutos esas agresiones, y cuando las manifestantes derribaron los fenólicos que cubrían la Catedral, haciendo suponer que la agresión iba en aumento y que los límites establecidos como barreras previas ya se habían diluido, los efectivos policiales intentaron disuadir al grupo de mujeres. Cabe destacar, que a este momento se llega luego de superada todas las instancias de contención establecidas y que la policía supo sortear con profesionalidad".

"Lamentablemente periodistas y reporteros gráficos, a quienes conocemos y con quienes nos solidarizamos, resultaron lastimados por esta situación. También queremos llevar nuestro apoyo a los policías que resultaron heridos en cumplimiento de su deber, al intentar impedir que un grupo de inadaptados causen daños y destrozos en mobiliarios privados y públicos y atentando contra la integridad física de las personas", concluye el comunicado.

Comentarios