Ovación
Viernes 13 de Mayo de 2016

El milagro del partido tuvo un nombre: Armani

El arquero de Nacional evitó el segundo gol canalla a los 16' del segundo tiempo con tres atajadas espectaculares.

A los 16 minutos del segundo tiempo, Franco Armani demostró que los milagros existen. Tapó tres veces seguidas situaciones extremas que inmediatamente lo transformaron en el jugador más influyente del partido detrás de Walter Montoya. No pudo hacer nada en el golazo del volante canalla pero evitó el segundo canalla, que tal vez hubiera sido lapidaria para las aspiraciones de Atlético Nacional de Medellín.

Era clara infracción sobre Germán Herrera pero el árbitro brasileño dejó seguir. Montoya le pegó al arco y Armani, muy pasado, casi pensando en el tiro libre que vendría desde la derecha, alcanzó a manotearla con la mano izquierda. Llegó Ruben y el arquero volvió a tapar su derechazo. Y volvió a quedarle a Montoya, esta vez casi sobre la línea de fondo, quien volvió a rematar con furia. Armani volvió a imponerse sobre el volante auriazul, esta vez en dos tiempos, y retuvo la pelota justo sobre la línea, cuando ya Ruben volvía a relamerse con la posibilidad de puntearla a la red.

Hubiera sido el 2 a 0 de Central y sin dudas más de medio pasaje a semifinales, pero el arquero casildense (hermano del ex Newell's Leandro Armani y quien jugó con Damián Musto, ver página 7, en su ciudad), que para los hinchas de Atlético Nacional es una especie de Todopoderoso vestido de arquero, ofreció una muestra gratis de reflejos.

Embed


Comentarios