Edición Impresa
Sábado 23 de Mayo de 2015

El mérito de jugar con chicos de otras escuelas

Los educadores proponen respetar los tiempos de los chicos y dejarlos jugar al ajedrez sin presiones. Un juego que desarrolla habilidades cognitivas.

“Algunos padres quieren que sus hijos empiecen de muy chicos cuando las piezas son más grandes que ellos. Esto genera mucha presión para el chico o quizás se termina aburriendo. También los profesores nos equivocamos al pensar sólo en los objetivos a cumplir y en los resultados, y nos olvidamos de que se trata de chicos que necesitan de nuestro acompañamiento incondicional, jueguen o no al ajedrez”, opina Damián Larrosa, profesor del taller de ajedrez de la Escuela Nº 6.018 de Rosario.
    Considera que recién a partir de los 10 años el niño está en condiciones de decidir lo que le gusta. La escuela donde enseña la disciplina es la que termina de ubicarse entre los primeros en el torneo provincial y competirá en la instancia nacional en Bariloche.
  “Podemos suponer que los chicos son muy buenos en ajedrez, pero salir de la escuela y jugar con otros es algo inesperado y meritorio tanto para ellos como para los educadores”, aporta Valeria D’Alleva, directora de la escuela Victoriano Montes. Además destaca el sentido de camaradería que se genera entre los participantes cada vez que concurren a un torneo. “Nos enorgullece verlos relacionarse con otros chicos y estrechar sus manos antes de cada partida, esto representa un poco la importancia del juego y el encuentro a esta edad”, continúa.
  “En una escuela donde el ajedrez nunca había sido un tema de interés, logró en pocos años convertirse en un semillero de ajedrecistas, aportando algo nuevo y tan valioso a su identidad. Cada vez que nuestros alumnos participan de un torneo, realizamos un acto sencillo donde los felicitamos como una forma de reconocerlos ante sus compañeros, alentarlos y contagiar a otros”. D’Alleva remarca el apoyo que reciben por parte de las familias, el aporte de los docentes y en especial el trabajo del profesor Damián para llevar adelante este proyecto educativo, con esfuerzo, convicción y amor por el ajedrez.

Ley provincial. La Provincia de Santa Fe es la única del país, que gracias a la ley de ajedrez escolar, incorporó al sistema educativo oficial su enseñanza como materia curricular en 4º y 5º grados de la escuela primaria. Juan Jaureguiberry es creador desde 2004 del Programa de Enseñanza de Ajedrez de la Secretaría de Cultura y Educación de la Municipalidad de Rosario, formador de docentes y coordinador desde  2008 del Plan Provincial de Ajedrez para escuelas primarias santafesinas  (www.ajedrezsantafe.com). En la Argentina la enseñanza del ajedrez no tiene una ley de educación nacional, depende más bien del interés de cada provincia.
  Mientras la mayoría de los investigadores coinciden en que la práctica de este juego estimula las facultades mentales y forja patrones de conducta entre los más jóvenes, todavía no se explota el ajedrez como método transversal de enseñanza ni se valora su importancia en el aprendizaje asociado con las ciencias, en especial la matemática. En 1995, la Unesco recomendó su inclusión en los niveles primario y secundario en todos los países miembros. Sin embargo, aún se discute sobre la conveniencia del dictado como materia curricular o extracurricular, si es de enseñanza obligatoria u optativa, la elección de la edad del educando o del perfil del instructor. Su inclusión en la escuela no busca un crecimiento deportivo ni tampoco campeones mundiales. El objetivo es que de las aulas egresen niños a los que el ajedrez les brinde herramientas para desarrollar sus talentos. 
P.S.

Comentarios