Información Gral
Jueves 01 de Septiembre de 2016

El médico que mató a un ladrón tuvo que mudarse

Lino Villalba Cataldo, en libertad desde el martes, fue alojado en un domicilio desconocido tras ser amenazado por familiares del asaltante

El médico Lino Villalba Cataldo, quien mató a tiros a un ladrón que intentó robarle el auto en la localidad bonaerense de Loma Hermosa, permanece alojado en un domicilio distinto al suyo para "preservarse" de las amenazas vertidas por familiares del fallecido, según indicó el abogado defensor Diego Szpiegiel.

"Se fijó un domicilio para preservarse tanto él como su familia de las amenazas", explicó.

El martes, el juez de Garantías de San Martín Lucas Oyhanarte resolvió liberar al médico con una medida extraordinaria en la que tuvo en cuenta su estado de salud, con una fianza de un millón de pesos, con la aprobación de la fiscal Diana Mayko. Szpiegiel explicó que se presentaron dos fiadores y que el millón de pesos fue constituido mediante una caución de bienes.

Villar Cataldo, de 61 años, continúa imputado por el delito de "homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego" en torno a la muerte de Ricardo Krabler, el joven de 24 años, que el viernes por la noche lo asaltó en la puerta de su consultorio, en Loma Hermosa, al noroeste del Gran Buenos Aires.

La víctima aseguró que el ladrón lo abordó cuando estaba saliendo con su auto del consultorio. Luego de aplicarle un culatazo con el pistolón, el ladrón sacó del auto al médico, tomó el control del mismo y luego le pisó las dos piernas con la rueda delantera derecha.

La víctima se arrastró hacia el cantero de la casa en el que había dejado una pistola 9 milímetros y vio como el delincuente, en vez de marcharse con el auto, la emprendía contra él y, con la puerta abierta del vehículo, lo amenazaba con el pistolón.

Krabler había sido apresado el 29 de diciembre de 2010 por tentativa de robo. Con su madrey su hermano tenían aterrorizados a los vecinos del barrio Libertador, una zona carenciada del municipio de San Martín.

La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal aseguró que el médico "fue víctima de un delito" y "dio la respuesta que pudo dar" al sentirse "en riesgo".

No obstante, aclaró que será la Justicia la que determine si esa respuesta fue "proporcionada" al riesgo.

"Lo primero que pienso es lo que seguro pensamos todos, que es que nadie quisiera estar en una situación así; ¡Qué terrible estar en esa situación! Es una víctima, fue una víctima de un delito, no salió a cometer un delito. Estaba en su casa y lo asaltaron, y dio una respuesta, la que pudo dar en un contexto en el que se sintió en riesgo", señaló Vidal.

Durante una entrevista con el canal América, la mandataria provincial aseguró que "la Justicia tiene que evaluar, con él en libertad porque no tiene riesgo de escaparse, si la respuesta que dio es proporcionada al riesgo que sintió y que efectivamente tuvo".

"Mi reflexión más importante es que nuestra responsabilidad es hacer que nadie sienta que tiene que tener un arma en su casa para sentirse protegido. Si esto pasa, es porque durante mucho tiempo no se construyó un Estado que protegiera a las personas, lo que hizo que se sintieran indefensas", aseveró.

Ayer, la madre del ladrón ultimado reclamó "justicia" porque a su hijo lo "fusilaron". Silvia Krabler adujo que Villar Cataldo relató que el ladrón, mientras portaba un pistolón, le dijo a la víctima "cinco o seis veces «te voy a matar, hijo de puta»". "¿Tanto tiempo esperó mi hijo para matarlo?", inquirió.

Asimismo, dijo que uno de los hermanos del ladrón no quiso amenazar al médico cuando advirtió que "este gil la va a pagar" con "lágrimas", al interpretar que pretendió demandar que el profesional fuera "a la cárcel".

Comentarios