Miércoles 07 de Junio de 2017

El massismo y la izquierda ratificaron que no cobrarán el aumento en Diputados

Formalizaron por escrito que no percibirán la suba del 100 por ciento en gastos de representación y pasajes.

El massismo y el Frente de Izquierda, que habían cuestionado públicamente el aumento del 100 por ciento en los gastos de representación y en los canjes de pasajes, confirmaron hoy por escrito su voluntad de no percibir el incremento pautado por Presidencia de la Cámara de Diputados.
La Secretaría de Presidencia de la Cámara baja, envió notas dirigidas a todos los integrantes de las bancadas lideradas por Graciela Camaño y Néstor Pitrola, con el propósito de que formalicen por escrito en un plazo de 72 horas su rechazo a cobrar el aumento en los gastos de representación (que pasaron de 10.000 a 20.000 pesos) y los canjes de pasajes terrestres y aéreos no utilizados (antes podían realizar canjes hasta 19.300 pesos y con la última resolución la cifra se eleva a 40.000).
"Le solicito tenga a bien comunicar a la Secretaría General de la Presidencia su voluntad de percibir o no la actualización en las sucesivas liquidaciones mensuales de dieta que se le practiquen", indicaba la misiva que los legisladores recibieron en sus despachos.
Desde Cambiemos recuerdan que el massismo, que viene realizando una intensa campaña en las redes sociales en contra del "dietazo", había avalado originalmente el aumento.
La diputada de la Coalición Cívica (Cambiemos) Elisa Carrió justificó este miércoles la actualización de los gastos de representación y viajes canjeables durante la reunión de la Comisión de Relaciones Exteriores.
Ante los cuestionamientos del diputado massista Alejandro Grandinetti, Carrió salió al cruce y sostuvo que el Congreso "no se desprestigia" a partir del incremento de los ingresos de los diputados.
"Hay diputados que salen a rasgarse las vestiduras. Yo no soy hipócrita", recalcó.
Por su parte, el jefe del bloque del PRO, Nicolás Massot, explicó que el aumento fue decidido por el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, para "transparentar los gastos por pasajes" a fin de que no puedan ser revendidos de por la vía informal, y concluyó que en definitiva la medida va a lograr "que le salga más barato a los argentinos".
"No fue un aumento sino una transparentación de los gastos por pasajes", remarcó el diputado macrista.
"Con los pasajes, los diputados, se los daban a amigos o terceros haciendo el diferencial de manera informal", aseguró.
Por eso, para el legisladora de Cambiemos, "esta reforma le va a salir más barato a los argentinos, al equiparar los pasajes al tramo Buenos Aires-Córdoba".
En línea con el massismo y la izquierda, la fundación Directorio Legislativo manifestó su rechazo al "dietazo" al indicar que la reforma "viola un acuerdo celebrado en 2011 donde se estableció que el aumento en los sueldos a los legisladores estaba directamente vinculado a la paritaria legislativa".
"Con el Dietazo se está violando ese acuerdo, incrementando los ingresos a través de sumas no remunerativas como gastos de representación y canje de pasajes, evadiendo el mecanismo legal y transparente", sostuvo en un comunicado.
A su vez, la fundación consideró que los pasajes que los legisladores tienen a disposición "no deberían poder canjearse por efectivo ya que implica un sobresueldo de hasta 40.000 pesos adicionales".
A partir de la resolución 499/17, el sueldo bruto de un diputado nacional pasará de 127.000 a 137.610 pesos, lo cual se traduce en un aumento de bolsillo de alrededor de 7 mil pesos (de 88.000 pasarán a cobrar 95.000 pesos).
A esta suma, luego hay que añadirle los gastos por desarraigo, que ascienden a 18.230 pesos netos, y los canjes de pasajes.

Comentarios