La ciudad
Miércoles 14 de Septiembre de 2016

"El marco psicológico que pretenden darle a la conducta de Yamila a mi criterio no existe"

La jueza Marisol Usandizaga dijo que "cualquier persona que deja a su hijo recién nacido en un lavarropas, aún creyéndolo muerto, tiene un desorden psicológico, pero no permite la inimputabilidad.

La jueza Marisol Usandizaga justificó esta mañana el fallo por el cual condenó a 9 años de prisión efectiva a Yamila S; una joven que tuvo un parto espontáneo en su casa durante 2012 y, creyendo que el bebé estaba muerto, lo escondió en el lavarropas. Las defensoras de Yamila apelarán el fallo porque entienden que "el proceso se basa en un estigma con que se carga a las mujeres".
"No entiendo por qué estigmatiza la aplicación de una pena", señaló la jueza, quien contó que citó a la madre de Yamila para conocer cómo fueron los hechos: "Le pregunté si Yamila había tenido situaciones de abandono, vulnerabilidad social, si estaba aislada socialmente o si había sido víctima de violencia familiar, y la madre misma me lo negó".
Para la jueza Usandizaga "ese marco psicológico que pretenden darle a la conducta de Yamila a mi criterio no existe". Entiende que si bien "cualquier persona que deja a su hijo dentro de un lavarropas en una bolsa de nylon, aún creyéndolo muerto, algún desorden psicológico tiene, eso no permite la inimputabilidad buscada por las abogadas defensoras".
En diálogo con "El primero de la mañana" de La Ocho, Usandizaga dijo que en el expediente quedó probado que tuvo un "parto avalancha", un embarazo que había ocultado a su pareja, a sus padres y a su entorno más cercano. una conducta que ya había tenido durante el embarazo de su primera hija.
"Ese parto avalancha que se da en la casa está probado que fue nacimiento de un bebé con vida, porque los dos estudios anatomopatológicos hablan de pulmones expandidos, o sea que es un bebé que respiró", agregó la jueza.
Dijo también que Yamila no sólo ocultó el embarazo, sino que también adulteró pruebas de orina y sangre cuando su pareja y sus padres le preguntaron si estaba embarazada, presentándoles análisis falsos.
Respecto del parto en sí relató: "Yamila tuvo el bebé en el baño con parto avalancha, el bebé cae con todo: bolsa, placenta y cordón umbilical. Ella lo cree muerto, lo pone en una bolsa de nylon dentro de un lavarropas, lo tapa con ropa, limpia todo el baño y sale. La madre ve que a Yamila le cae sangre por las piernas pero Yamila no contesta. Ella entra al baño, se cambia de ropa, le ponen un pañalín y sale con su padre al (Sanatorio Julio) Corzo. Ella en la indagatoria dice que no pidió auxilio porque se estaba a punto de desmayar y no podía hablar, pero cuando tuvo el bebés sus padres estaban del otro lado de la puerta".


Comentarios