Río 2016
Jueves 04 de Agosto de 2016

El Luifa Scola, el gran protagonista argentino mañana en la ceremonia inaugural de Río

El Luifa será el abanderado de la delegación nacional, tal como sucediera con su compañero de equipo Manu Ginóbili en Biejing 2008. La rosarina Lucha Aymar fue la abanderada en Londres 2012.

El basquetbolista Luis Scola será el principal protagonista argentino en la Ceremonia Inaugural de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro cuando desde sus 2.06 metros haga flamear la Bandera Argentina en el emotivo desfile en el estadio Maracaná.
Serán ocho años después de que su amigo y compañero de la Generación Dorada Emanuel Ginóbili, tuviera el mismo honor en Beijing 2008.
En medio de un Brasil que trata de dejar por un momento la convulsión política que derivó en la salida del poder de Dilma Rousseff, desde las 19 y por más de tres horas se desarrollará la Ceremonia de apertura con el desfile, la enigmática propuesta artística y el emotivo encendido del pebetero, que permanecerá llameante hasta el 21 de agosto, cuando haya de despedida hasta Tokio 2020.
La delegación de Grecia será la que abra el desfile por ser país origen de los Juegos, y luego de que cada país haga lo propio por orden alfabético, Brasil lo cerrará por ser el anfitrión.
Según anuncia el Comité Organizador, "el programa prevé un espectáculo que va a destacar la diversidad natural de Brasil, la naturaleza acogedora y festiva de los brasileños".
"Música y baile van a ser la parte predominante", señala el anuncio aunque siempre subyace el enigma del espectáculo en el que cientos de voluntarios vienen practicando meses y meses.
La coyuntura política quedará marcada por el rígido protocolo olímpico que llevará al ex vicepresidente y hoy a cargo del gobierno nacional, Michel Temer, a dar el discurso, luego del titular del Comité Organizador, Carlos Arthur Nuzman, y del presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), el alemán Thomas Bach.
El encendido del pebetero y los juramentos de un deportista, un juez y un entrenador.
En el caso del deportista que sea elegido pronunciará el juramente en nombre de todos los atletas prometiendo un "deporte sin doping y sin drogas", y compitiendo "por la gloria del deporte y el honor de nuestros equipos".



Comentarios