Escenario
Sábado 22 de Octubre de 2016

El líder de Carajo aseguró que "al Che le hubiera gustado Carajo"

Corvata Corvalán, el lider del power trío, jerarquizó el mensaje social de sus canciones. Hoy presentan nuevo disco en Vorterix.

Corvata habla despacio, casi susurrando, como si no fuera el mismo que muestra los dientes con su voz quebrada cuando le pone voz a "Sacate la mierda" o "El error". En diálogo con Escenario, el líder de Carajo se explaya sereno cuando se refiere a los 15 años del power trío que no es Divididos, pero no hay dudas que es otra aplanadora del rock. "Quizá hasta al Che Guevara le hubiese gustado una canción de Carajo", dice Marcelo "Corvata" Corvalán, quien en vivo muta en un volcán que vomita lava rockera con temas que destilan pasión, ironía y crítica social.

Hernán Langer, en guitarra y coros; Andrés Vilanova, hijo del eterno Botafogo, en batería y percusión; y Corvata, en bajo y voz presentan esta noche, desde las 20, su CD y DVD "Hoy como ayer", en Vorterix ( Salta 3519), en un show precedido por Plan 4, Exanime y Anima.

"El título del disco es un juego de palabras que sirve para mostrar que hay cosas que se mantienen en la esencia de Carajo, tiene que ver con nuestra búsqueda musical, nuestras ganas de laburar y hacer que nuestra música llegue a la mayor cantidad de gente y lugares posibles", dijo quien también es compositor de la banda.

"Hoy como ayer", el impecable material lanzado por Sony, contiene un disco con un recorrido por 12 clásicos del grupo y cuatro temas nuevos con invitados de lujo: "Constrictor", con Ciro Pertusi; "Invisible", con Walas; "Maleficio", con Fernando Ruiz Diaz y "Cicatriz", con Javier "Knario" Campiano.

Pero es quizá en el documental que repasa los 15 años de historia el que posiciona la dimensión del trío. Porque se ve el trabajo silencioso y cariñoso del entorno familiar y la génesis de Carajo que se origina luego de que Corvata y Vilanova se van de Animal. Y se hace foco en ese camino en ascenso que arrancó en aquel pequeño show de mayo de 2001 en La Diabla ante 50 personas, entre las cuales estaban Pappo y Botafogo, hasta el Luna Park de 2014 que fue el ADN de "Hoy como ayer".

"Al mirar para atrás y ver que han pasado 15 años, comprobamos que estamos maduros, que hemos crecido, que no pasó en vano ese tiempo y que en todo esos años lo único que hicimos fue sacar discos, tocar en vivo, hacer videos y tratar de dejar nuestra marca artística", dijo el líder.

"Somos un power trío de rock argentino y la característica de esta banda es un poco de rebeldía y un poco de poesía. Y siempre hay una buena intención, porque tenemos claro contra qué nos estamos rebelando, no es una cosa adolescente, caprichosa, o de chicos millonarios aburridos. No, tiene que ver con buscar un ideal de lo que uno es como artista", sentenció Corvata.

"Sacate la mierda", primer hit del trío, es también el tema que abre este material, y aquí están los motivos de esa elección: "Sin duda es la canción más representativa que tenemos. La letra es fuerte, directa y social, y tiene una parte muy humana. Trata de ser positiva esa idea de sacar la mierda, de no contaminarnos, de no quedarnos con toda esa bronca y toda su oscuridad adentro".

Una de las cosas que aprendió la banda es sostener la fe, como reza justamente ese tema. "Sin duda, nosotros con el correr del tiempo fuimos descubriendo que la fe no es algo místico o medio naif, la fe es un motor y una fuerza interna a la que todo ser humano en algún momento de su vida debe recurrir, sobre todo cuando hay dolor, cuando hay injusticia o cuando uno no encuentra la solución donde se supone que debe estar. Yo creo que la fe ahí toma un rol protagónico y hace que uno no baje los brazos", apuntó.

Con la grieta mucho más acentuada, Carajo aporta su mirada crítica a la coyuntura social y Corvata se aventura a pensar que el líder revolucionario más icónico podría escuchar sus canciones: "Somos parte de la cultura y de esta sociedad y estamos hermanados con Sudamérica, o quizá Latinoamérica, en esta problemática de corrupción, de violencia, de falta de educación, de falta de asistencia tanto médica como social y cultural. Hay una grieta fuerte en eso y siento que es a propósito. Lo comparto en las letras de mis canciones y con el tiempo muchos personajes en la historia, en la cultura y en la literatura no sólo argentina sino latinoamericana, han empezado a compartir ese mensaje. Quizá hasta al Che Guevara le hubiese gustado alguna canción de Carajo, quizá se sentiría identificado con esto de no quedarnos callados y no hacernos los boludos ante las situaciones que estamos viviendo".

Comentarios