Edición Impresa
Sábado 17 de Mayo de 2014

El Liceo Avellaneda cumplió 100 años de educación secundaria

Es el colegio de Córdoba 625. Funciona en un edificio considerado de interés histórico de Rosario. Actualmente concurren unos 600 alumnos

En abril pasado el Liceo Avellaneda cumplió 100 años. Lo festejó con un acto protocolar y una cálida cena, entre otras actividades. Y hay más: proyectan un maratón y una exposición en la sede de la escuela, de Córdoba 625, entre otras propuestas para recordar el centenario. A este secundario asisten hoy unos 600 alumnos, también funciona en el mismo establecimiento una Eempa.

La historia del origen del Liceo Avellaneda ha sido reconstruida con la documentación que han rescatado docentes y directivos a lo largo de los años, ya que mucha "ha desaparecido y sólo se puede reconstruir en fragmentos", recuerdan los vicedirectores de la institución Alejandro Distéfano y Liliana Cillis al repasar cómo se funda esta escuela.

Entre esos datos reunidos se sabe que es a fines de 1913 cuando un grupo de profesores de la Escuela Normal Nº 2 Juan María Gutiérrez funda un instituto privado; entre ellos se encontraba el profesor José Eladio Basualdo, que era gran admirador de Avellaneda, y figuraba como propietario. Fue quien propuso el nombre para el establecimiento. En ese momento estaba ubicado en calle Corrientes, a media cuadra de la Estación Central del ex Ferrocarril General Mitre.

El 25 de abril de 1914, mediante un decreto del Gobierno nacional fue autorizado como "Colegio Internacional y Liceo Avellaneda", y quedó incorporado hasta el tercer año del ciclo básico al Colegio Nacional Nº 1 Domingo Faustino Sarmiento. Recién, en 1946, se sumaron los cuarto y quinto años. En 1914 se comenzó con cursos preparatorios para ingresar a los colegios nacionales, industrial, naval, militar, entre otros "con clases diurnas y nocturnas para ambos sexos y con internado para varones solamente".

Cambio de edificios.En 1918 se incorpora a las escuelas provinciales. Poco después, el instituto se trasladó a Tucumán entre Corrientes y Paraguay, luego a Oroño entre Catamarca y Tucumán. También funcionó en Laprida 136. Recién en 1930, el colegio se muda al actual edificio de Córdoba 625; "importante edificio histórico de la ciudad, construido a fines del Siglo XIX, aproximadamente en 1896" que funcionó como un hotel.

En julio de 1974, el Liceo Avellaneda adquiere a los herederos de Camilo Aldao (dueños de ese inmueble) "el edificio que ya ocupaba y se había convertido en una cooperativa de trabajo sin fines de lucro dedicada a la enseñanza, la primera de su tipo en la provincia de Santa Fe y en Rosario".

"La escuela cuenta actualmente con toda la infraestructura para desarrollar clases y actividades extraescolares: 24 aulas, sala de computación, salón de usos múltiples y audiovisuales, una importante biblioteca, un gran gimnasio y demás dependencias, Los espacios mencionados se solventan con los aportes que realiza la Cooperativa Limitada Liceo Avellaneda a través de su consejo de administración", explican los directivos.

En el 2000, el edificio es declarado por el municipio de Interés Municipal, Histórico, Arquitectónico y Cultural de la Ciudad de Rosario. En la actualidad, ofrece educación secundaria obligatoria a los adolescentes con las orientaciones en economía y comunicación, por la mañana, y en economía y ciencias naturales, por la tarde.

Comentarios