Política
Domingo 15 de Mayo de 2016

El kirchnerismo denunció que hay "proscripción política" contra Cristina

Kicillof vinculó su procesamiento y el de la ex presidenta con una decisión del gobierno. "Bonadio protege a quienes devaluaron", dijo.

El kirchnerismo alertó sobre una supuesta "proscripción política a través de la persecución judicial" contra la ex presidenta Cristina Fernández, a raíz del procesamiento en la causa por la venta de dólar futuro, mientras desde Cambiemos ratificaron la distancia con la Justicia.

   "No deja de alarmarme que parte de la alianza gobernante busque conseguir la proscripción política a través de la persecución judicial", señaló el diputado y ex ministro de Economía Axel Kicillof, otro de los procesados en la misma causa por el juez federal Claudio Bonadio.

   Por su lado, y a través de su cuenta de twitter, Kicillof señaló: "Bonadio nos acusa, pero protege a quienes devaluaron y se enriquecieron con #DolarFuturo (sic): funcionarios, familiares y amigos de (el presidente, Mauricio) Macri". "Pareciera que para el juez defender a los argentinos de la devaluación como hicimos desde el gobierno es un delito", agregó el ex funcionario kirchnerista y actual diputado nacional por el Frente para la Victoria.

   "Tuve la oportunidad de leer las 127 fojas de la decisión del procesamiento. Es una vergüenza y un disparate, no tengo mucho más que decir", sostuvo el ex ministro de Economía. Tras definir al fallo como "un collage de arbitrariedad" y "una novela fantástica" armada "con recortes de diarios", Kicillof afirmó que "era obvio que iba a avanzar con el procesamiento".

   "No puedo decir que estoy sorprendido, porque Bonadio tomó la decisión arbitraria pero aventurada de llamar a declarar a la ex presidenta por una causa en la que los hechos no configura ningún delito", agregó.

   En ese sentido, el ex funcionario nacional consideró que la decisión del juez federal "configura un abandono del Estado de derecho en la Argentina, porque la verdad es que cualquiera puede decir cualquier cosa, un juez sin ningún elemento (puede dictar el procesamiento)".

   Bonadio procesó a la ex presidenta Cristina Fernández y la embargó por 15 millones de pesos, al considerarla responsable del delito de "administración infiel en perjuicio de la administración pública" por la pérdida que sufrió el Estado con la operación de venta de dólares a futuro.

   Por otro lado, el fiscal federal Jorge Di Lello cuestionó los procesamientos dispuestos en la causa al advertir que "las decisiones de conducción de un Estado no pueden ser tomadas como susceptibles de delitos" porque "estaríamos en una situación de gobierno de los jueces".

   Di Lello criticó al magistrado al manifestar que si "tenía a su disposición decidir que no se vendiera porque era un delito, y dice «véndalo», de alguna manera funciona como parte de que ese delito se materialice".

   El fiscal que maneja una causa paralela a la de dólar futuro, en la que están denunciados Bonadio y funcionarios del actual gobierno, señaló que si el juez no estuviera imputado "lo lógico" sería no partir las causas.

   "Si no estuviera Bonadio imputado en la causa, lo lógica sería darla como parte de un mismo video. Esto todo parte de la misma historieta", enfatizó.

   Mientras, el ex titular del Banco Central, Martín Redrado, denunció que la ex presidenta Cristina Kirchner "usaba el Banco Central como su chequera", tras el procesamiento de la ex mandataria en la causa que investiga los perjuicios al Estado generados por la venta de dólar futuro.

   Redrado dijo que Cristina Kirchner es "responsable directa" de haber "vaciado" el Central. "Este chiste del dólar futuro le costó 77 millones de pesos a los argentinos", dijo Redrado. "Ella firmó de puño y letra el decreto para sacarle las reservas y meter papelitos, ella es responsable directa e institucionalmente de haber vaciado el Banco Central", remató el economista.

  Según explicó Redrado, con el esquema de venta de dólar futuro "se estaba vendiendo una mercadería a 10 pesos que en otros lados se pagaban 15 pesos. Se hicieron operaciones fuera del valor del mercado, lo que violaba la Carta Orgánica".

  "Nosotros lo hacíamos a precios de mercado, sin pérdidas para el Estado, con muchas reservas para no hipotecar el futuro y que no se filtre información", agregó.

Comentarios