El Mundo
Jueves 22 de Septiembre de 2016

El Isis lanzó gas mostaza en Irak

El Estado Islámico lanzó un proyectil de artillería cargado con gas mostaza contra una base de Estados Unidos en Irak. Sin embargo, el artefacto sólo tenía trazas del veneno y fue "inefectivo". El episodio ocurrió algo al sur de Mosul, ciudad del norte de Irak en manos del Estado Islámico (Isis).

El Estado Islámico lanzó un proyectil de artillería cargado con gas mostaza contra una base de Estados Unidos en Irak. Sin embargo, el artefacto sólo tenía trazas del veneno y fue "inefectivo". El episodio ocurrió algo al sur de Mosul, ciudad del norte de Irak en manos del Estado Islámico (Isis).

  El proyectil utilizado podría ser un remanente del antiguo arsenal químico de Saddam Hussein, que lo usó repetidamente contra el pueblo kurdo en el norte de Irak. El ataque se produjo con un solo proyectil de artillería contra la base aérea de Qayara, donde operan tanto iraquíes como tropas de Estados Unidos. Oficiales señalaron que el proyectil cayó en esta base, ubicada justo al sur de Mosul, gran ciudad en manos del Isis desde mediados de 2014.

  Los test realizados sobre el obús indicaron que tenía trazas de gas mostaza, pero en cantidad insuficiente para ser un peligro. De hecho, ningún soldado resultó herido ni presentó los síntomas propios del gas mostaza. Un oficial dijo a la CNN que el agente químico era "de baja pureza" y que estaba "mal armado" el proyectil. Otro calificó al proyectil como "inefectivo". Luego de dos test de campo realizados en el momento, el material fue enviado a los laboratorios para estudios más exhaustivos. El primer examen rápido fue positivo, mientras un segundo test dio negativo. Actualmente las fuerzas iraquíes están presionando sobre Mosul, con el ambicioso objetivo de recuperar esa ciudad de las garras del Isis. Nadie presentó los síntomas del gas mostaza, que son conocidos por las ampollas dolorosas que causa en la piel. Militares comentaron que era esperable que el Isis usara armas químicas en la actual fase de la guerra, dado que teme perder una plaza como Mosul, vital para sus recursos económicos y de imagen. Varios cientos de tropas de EEUU están usando la base en misión de apoyo a los iraquíes. Esta presencia seguramente pesó en la decisión del Isis de lanzar el proyectil con gas mostaza. El Isis ya usó gas mostaza en un ataque contra fuerzas kurdas de Irak en agosto de 2015, algo que fue demostrado con las pruebas de laboratorio realizadas entonces por la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas. Fue el primer uso confirmado de armas químicas en Irak desde la caída de Saddam Hussein en 2003. Unos 35 milicianos kurdos mostraron los síntomas propios del gas mostaza.

Comentarios