Escenario
Sábado 14 de Enero de 2017

El intérprete que tenía el don de llegar al corazón de la gente

Más allá del exitismo, de las cifras que ganó y que gastó con amigos, de todo lo que le atribuyeron y le atribuirán, hay una verdad incontrastable:

Más allá del exitismo, de las cifras que ganó y que gastó con amigos, de todo lo que le atribuyeron y le atribuirán, hay una verdad incontrastable: Guarany contaba con el don de llegar al corazón de la gente. No como el mejor cantor. Tampoco como el mejor guitarrero. Sí como el artista que puede tomar el pulso del sentir de su pueblo y hablarle directamente a sus corazones. Ese era su enorme mérito y las pruebas están sobre la mesa. Cientos de canciones que resultaría tedioso enumerar lo certifican. ¿Quién olvidó a "Regalito", aquella composición que escuchó una cantante lírica oriental y la hizo famosa en China? ¿Hay quien olvide "Puerto de Santa Cruz" o "Pescador y guitarrero", "Padre del carnaval", "Piel morena", "Tristezas del porqué", "Volver en vino", "Memorias de una vieja canción", "Si se calla el cantor", "Me peina el viento los cabellos", "Amar amando", "No quisiera quererte", "Cuando ya nadie te nombre", "Caballo que no galopa", "Salteñita de los valles", "Del Chúcaro", "La villerita", "Canción del adiós", "Guitarra de medianoche", y tantos temas más?

Comentarios