El Mundo
Martes 09 de Agosto de 2016

El interminable bloqueo político español le hace bien al PSOE

De temer el "sorpasso" de Podemos ha pasado a consolidarse en los sondeos, donde es el único de los grandes partidos que avanza.

Los datos de la encuesta publicada ayer por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS, estatal) de España reflejan que el Partido Socialista (PSOE), el más importante de la oposición, es el único que mejoraría sus resultados en caso de terceros comicios.

La formación crece medio punto, hasta el 23,1 por ciento respecto a su resultado en las elecciones del 26 de junio. La diferencia no es muy grande y sigue estando por detrás del Partido Popular (PP), del primer ministro Mariano Rajoy, que desciende ligeramente, pero el PSOE es el único beneficiado en medio del bloqueo político que vive el país.

Los socialistas tienen en su mano la llave de la gobernabilidad de España. Rajoy salió reforzado en los comicios de junio, pero quedó lejos de la mayoría absoluta, por lo que necesita el apoyo de otras fuerzas para revalidar su cargo al frente del gobierno español. El partido liberal Ciudadanos es el único que hasta ahora ha accedido a facilitar un gobierno del PP en solitario, pero esta postura de nada le sirve a Rajoy si no va acompañada de la abstención de los socialistas.

El PSOE, con Pedro Sánchez al frente, se ha negado hasta ahora a dar su apoyo a Rajoy pese a las presiones y a las voces que, incluso dentro del propio partido, piden que se abra un debate. Lo hicieron en los últimos días figuras de peso como los ex presidentes del Gobierno Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero.

La dirección actual del partido, sin embargo, no da su brazo a torcer. Al menos en público. "No hay que apoyar ni por activa, ni por pasiva un Gobierno del PP", dijo hoy en rueda de prensa Meritxell Batet, secretaria de Estudios y Programas de los socialistas, quien remarcó que la postura dentro del partido es "unánime".

"El PSOE es coherente con lo que dice el CIS en relación con que no vamos a apoyar, ni directa ni indirectamente, las políticas que avalan la corrupción de Rajoy y las políticas económicas que avalan la desigualdad", dijo poco después el portavoz de Economía del PSOE en el Congreso, Pedro Saura.

Si el PSOE no se abstiene en una eventual sesión de investidura de Rajoy, es muy probable que España se vea abocada a repetir por segunda vez las elecciones generales. Las del 26 de junio fueron convocadas a raíz del fracaso de los partidos para llegar a un acuerdo de Gobierno tras las celebradas en diciembre.

Ante este escenario ¿le interesa a los socialistas que los españoles vuelvan a las urnas por tercera vez en un año?

"En absoluto", asegura a dpa Jaime Ferri Durá, director del departamento de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense de Madrid. "Unas terceras elecciones no le vendrían bien a nadie", añade.

Según el experto, la situación es "muy volátil" y detrás de las encuestas "hay un interés de conformar la opinión pública". Los resultados del sondeo del CIS se conocen "al mismo tiempo que hay una presión muy fuerte sobre el PSOE, al que se le hace responsable" de que no haya Gobierno, sostiene.

El estudio refleja que, en cualquier caso, unos nuevos comicios no resolverían el bloqueo político en el que se encuentra el país, ya que los resultados que arroja son muy similares a los de junio. Pero otorga un balón de oxígeno al PSOE, que consolida su posición como primera fuerza de la oposición, dejando atrás a Podemos.

Fantasma alejado. El partido de Sánchez logró espantar en los comicios de junio el fantasma de verse relegado a ser la tercera fuerza en el Congreso, al resistir el embate de Unidos-Podemos, la coalición liderada por Podemos que pretendía el "sorpasso".

"La leve subida del PSOE (en la encuesta del CIS) puede explicarse como consecuencia de un cierto efecto euforia tras haber constatado parte de sus votantes abstencionistas que finalmente el partido consiguió resistir la ola de la coalición Unidos-Podemos", señala el diario El Mundo.

Según el CIS, la parálisis política en España ha pasado factura a todos los partidos menos al PSOE. El PP de Rajoy continúa en primera posición, pero el sondeo le da ocho décimas menos de voto que el obtenido en junio, pasando del 33,03 al 32,5 por ciento.

Podemos cae. Tampoco los "nuevos partidos", Podemos y Ciudadanos, salen bien parados. Podemos, en tercera posición, pierde medio punto, al pasar del 21,1 al 19,6 por ciento, mientras que Ciudadanos, en cuarta, desciende un punto y medio, del 13,05 al 12 por ciento.

La preocupación de los españoles por la ausencia de un gobierno pleno, que se extiende ya desde hace más de siete meses, se ha elevado. Según el CIS, se ha convertido en uno de los principales problemas del país, encabezados por el desempleo y la corrupción.

Comentarios