Edición Impresa
Lunes 06 de Julio de 2015

El Indio y el médico de Scioli

Ricardo “el Indio” Luque volvió ayer a conducir la segunda mañana de La Ocho después de su operación por una quebradura de clavícula.  Y fue como si nunca se hubiera ausentado. Regresó con todas las luces.

Ricardo “el Indio” Luque volvió ayer a conducir la segunda mañana de La Ocho después de su operación por una quebradura de clavícula.  Y fue como si nunca se hubiera ausentado. Regresó con todas las luces. Y parece que en esa buena recuperación mucho tiene que ver su médico, Miguel Slulitell, que hizo milagros con un hueso fracturado. Tampoco sorprende. Es el mismo doctor que atendió a Daniel Scioli cuando sufrió hace años el accidente con su lancha cerca de Rosario. Pero el Indio se pasa de vueltas y dice que si a Scioli la vida le deparaba la posibilidad de ser presidente de la República, él también espera que el milagro sea completo. ¿También quiere ser político?

El periodista que quiso cobrar

Dicen que tuvieron que llamarle la atención las autoridades de su propio medio. Se trata de un conocido periodista deportivo que, junto a otros colegas de la ciudad, fue invitado a disertar en un congreso internacional que se realizó en Metropolitano. La temática del encuentro fue sobre turismo y deporte, y fueron varios los periodistas que aceptaron de buen grado la invitación. Pero hubo uno que pidió cobrar por su intervención. Finalmente parece que lo convencieron y aceptó ir sin tantas pretensiones. Lo que no pudo evitar es que se comente.

La vaca-perro de Solá

La intimidad de los políticos suele regalar pequeñas perlas que llaman la atención, por más que el dirigente ya se haya adaptado. Es el caso del precandidato a gobernador bonaerense por el Frente Renovador, Felipe Solá, quien tiene en su casa una particular mascota: una vaca que se cree perro. “La vaca, que pesa 400 kilos, no sabe que es una vaca, porque ha vivido siempre en mi casa, donde no hay vacas, y la crié desde que nació. La encontré muriéndose al lado de un alambrado, la afané concretamente”, contó el diputado nacional. Consultado al respecto durante una entrevista radial el ex gobernador bonaerense explicó que “ella cree que es un  perro, corre atrás de la camioneta moviendo la cola. Viene todos los días y muge detrás de la puerta corrediza de vidrio para que yo le abra y entre. Necesita que la acaricien igual que los perros”.

Comentarios