Economía
Miércoles 26 de Octubre de 2016

El Indec informó una caída de 2,6 por ciento en la actividad económica del mes de agosto

El retroceso de la industria, el consumo y la construcción explican el derrape económico. Las cifras privadas son todavía peores.

La actividad económica cayó en agosto 2,6 por ciento respecto a igual mes del año pasado y acumula una contracción de 2,3 por ciento en lo que va del año. Así lo informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El organismo estadístico señaló que, con relación a julio, se verificó un alza de 0,2 por ciento, luego de cuatro meses consecutivos de contracciones mensuales.

Las cifras que difundió el Indec corresponden al Estimador Mensual de Actividad Económica (Emae), que se difunde todos los meses a modo de anticipo de la evolución de PIB, que se da a conocer en forma trimestral.

Los números muestran que la economía argentina se mantendrá en recesión durante el tercer trimestre de 2016, aunque en agosto hubo una disminución en el ritmo de caída.

En julio, la comparación interanual del Emae había mostrado una baja de 6 por ciento, en junio de 4,6 por ciento, en mayo de 2,6 por ciento y en abril de 3 por ciento. Marzo tuvo resultado equilibrado, mientras que febrero y enero fueron positivos 0,9 por ciento y 0,4 por ciento, respectivamente.

La comparación intermensual exhibe bajas de 0,7 por ciento en julio, 0,5 por ciento en junio y en mayo, 2 por cientoen abril, una suba de 0,9 por ciento en marzo, y retracciones de 0,6 por ciento en febrero y 0,4 por ciento en enero.

Los pronósticos privados estiman que la economía argentina caerá más de un 2 por ciento en 2016 y los datos oficiales confirman esta tendencia.

El Emae es un informe anticipado y por lo tanto no está discriminado por sectores para realizar una evaluación de cómo le fue a cada rama de la economía.

Sí se sabe que durante agosto la facturación de los supermercados avanzó 21,2 por ciento en términos interanuales, y en los grandes centros de compra 12,6 por ciento. Estas variaciones estuvieron por debajo de los niveles de inflación registrados por las agencias estatales.

La industria registró en agosto una caída de 5,7 por ciento respecto de igual mes del año anterior, mientras que la construcción retrocedió 3,7 por ciento en igual período.

En cambio, el intercambio comercial en agosto dejó un superávit de u$s 705 millones, una cifra que revierte la pérdida de u$s 301 millones de igual mes del año pasado, merced a un aumento en las cantidades exportadas.

En el sector agrícola, la cosecha de soja estaba prácticamente concluida, al igual que la siembra de trigo, que alcanzaba al 94 por ciento de la intención, y se ubicaría en las 5,19 millones de hectáreas, casi 20 por ciento más que el año pasado.

Datos privados. La consultora Economía & Regiones (E&R) señaló en su último informe que "en el tercer trimestre del 2016 la contracción del nivel de actividad siguió atravesando toda la economía sin dejar sector que se salve". Y pronosticó que el 2016 cerraría con una baja de 2,1 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI). La región central del país que incluye a Santa Fe y Entre Ríos, registró en el segundo trimestre una caída del 6,1 por ciento, según ese informe.

Mal septiembre. El Centro de Estudios Económicos Orlando Ferreres dijo que la actividad económica se retrajo en septiembre 3,7 por ciento respecto de igual mes del año anterior y advirtió sobre "las dificultades que tiene la economía para consolidar un proceso de recuperación".

De acuerdo con sus estimaciones, la actividad en el tercer trimestre del año tuvo una baja de 4,1 por ciento interanual y sumó en nueve meses una contracción de 2,5 por ciento respecto del mismo lapso de 2015.

"Se esperaba que para septiembre los signos de recuperación sean más concretos, por lo que habrá que aguardar al último tramo del año para ver guarismos más alentadores de la mano de la cosecha fina, una mayor entrada de capitales y alguna mejora parcial del comercio minorista por el bono salarial", planteó.

Comentarios