Economía
Jueves 14 de Julio de 2016

El Indec informó que la inflación de junio se ubicó en el 3,1 por ciento

La suba de precios minoristas fue del 3,1 por ciento en junio, con fuerte impacto del aumento de tarifas de servicios públicos y la medicina prepaga, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

La suba de precios minoristas fue del 3,1 por ciento en junio, con fuerte impacto del aumento de tarifas de servicios públicos y la medicina prepaga, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El rubro vivienda y servicios básicos aumentó 7,1 por ciento mientras que atención médica y gastos para la salud avanzó 7 por ciento y alimentos y bebidas, 3,2 por ciento. También subieron el equipamiento y mantenimiento del hogar (4,7 por ciento) y educación, por el aumento de las cuotas de colegio privados y de útiles escolares, por encima del 2 por ciento.

El informe del costo de vida, el segundo este año, tras la normalización del indicador, mostró una desaceleración respecto del 4,2 por ciento de mayo último. Igual es un número alto, a tal punto que el Banco Central frenó esta semana el movimiento hacia la baja gradual de la tasa de interés de referencia que marcan las Lebac.

El indicador de costo de vida del Indec se ubicó por encima del denominado IPC-Congreso del 2,9 por ciento y levemente por debajo del indicador que elabora la CGT de Hugo Moyano, del 3,4 por ciento.

Los precios del rubro indumentaria registraron un aumento del 0,3 por ciento, el de transporte y comunicaciones subió un 1,1 por ciento y el de otros bienes y servicios un 1,4 por ciento, según la información oficial. Los bienes, que representan un 61,5 por ciento de la canasta, tuvieron una variación de 2,2 por ciento, mientras que los servicios, que representan el restante 38,5 por ciento tuvieron una variación de 4,5 por ciento, en junio con respecto al mes anterior, según el Indice de Precios al Consumidor (IPC).

El denominado IPC-Núcleo que muestra la variación de precios sin estacionalidad registró una variación del 3,0 por ciento, mientras que los precios regulados por el Estados (como combustibles, tarifas, transporte y cigarrillos) registraron un aumento del 3,4 por ciento.

En alimentos y bebidas, únicamente mostraron bajas los precios de las naranjas (19,7 por ciento), limón (3,8 por ciento), salchichón (4,2 por ciento), salame (0,6 por ciento) y el pollo y el filet de merluza (o,4 por ciento), mientras que el reto de los productos de la canasta básica que mide el Indec sufrieron alzas de precios.

Los aumentos más significativos se registraron en las verduras, como la papa (17,2 por ciento) cebolla (11,5 por ciento), tomate (13 por ciento), zapallo (9,9 por ciento), lechuga (9,3 por ciento), entre otros. El aceite de girasol subió 16,0 por ciento, el mezcla 12,7 por ciento; el vino común 12,6 por ciento, el pan 5,8 por ciento y la harina de trigo 6 por ciento.

Comentarios