Indec
Sábado 13 de Agosto de 2016

El Indec informó que la inflación de julio desaceleró hasta el 2 por ciento

El dato fue inferior al informado por los privados y por el IPC Congreso. Es la menor marca desde que Macri asumió.

La inflación de julio fue del 2 por ciento, según informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). La cifra oficial marcó una desaceleración con relación a los meses anteriores y se ubicó por debajo de las mediciones privadas, el Congreso y el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires.

El Indice de Precios al Consumidor (IPC) informado por el organismo público fue el más bajo desde que el gobierno macrista reinició el relevamiento: en mayo fue del 4,3 por ciento y en junio, del 3,11 por ciento.

Más allá de la desaceleración según las cifras del Indec los precios de los alimentos y bebidas aumentaron en julio un 2,7 por ciento, por encima del nivel general.

Este es un dato preocupante ya que el rubro alimentos es el que más impacta en los sectores de menores recursos.

En el último informe del Observatorio Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), sólo en el primer trimestre 1.400.000 habitantes pasaron a ser pobres.

Efecto aceite. Entre los alimentos que más subieron sus precios figuraron: el aceite de girasol (22 por ciento) y el aceite mezcla (21 por ciento), la batata (15,4 por ciento), la lechuga (14 por ciento), el tomate redondo (10,6 por ciento), la banana (9 por ciento) y la papa (7 por ciento).

Los precios de los aceites sobresalieron sobre el resto ya que el acuerdo que el gobierno había firmado con las cámaras empresarias quedó sin efecto la última semana de julio. Por el contrario, registraron bajas los precios del limón (8 por ciento), naranja (3,9 por ciento), cebolla (1,3 por ciento) y pollo entero (0,8 por ciento).

En el nivel general impactaron fuerte las vacaciones de invierno, que generaron un alza del 5 por ciento en los costos del esparcimiento.

También subieron por encima del índice general, los rubros de vivienda y servicios básicos, con el 2,8 por ciento; equipamiento y mantenimiento del hogar, 2,4 por ciento, y transporte y telecomunicaciones, 1,4 por ciento.

Los precios de atención médica y gastos para la salud subieron un 2,1 por ciento por el aumento de la medicina prepaga. Educación tuvo un alza de 2,4 por ciento por el aumento en las cuotas de colegios privados , mientras que el rubro de otros bienes y servicios subió 1,3 por ciento.

El único rubro que desaceleró sus precios y compensó en partes las subas fue el de indumentaria, que registró un recorte del 0,8 por ciento.

La denominada inflación núcleo, que releva los precios que son medidos sin estacionalidad, registró un aumento del 1,9 por ciento y los precios de los artículos regulados crecieron en igual proporción, mientras que los que son afectados por la estacionalidad crecieron un 3,4 por ciento, de acuerdo con las cifras oficiales.

El Indec dio cuenta que los bienes, que representan el 61,5 por ciento de la canasta medida, tuvieron una suba del 1,5 por ciento, mientras que los servicios, que explican el restante 38,5 por ciento, tuvieron una variación del 2,9 por ciento durante julio.

Mendoza. En tanto, el Indice de Precios al Consumidor de julio fue en Mendoza del 2,3 por ciento, de acuerdo con datos dados a conocer ayer por la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (Deie) de la provincia.

Aunque desde el gobierno provincial consideraron que la variación de precios continúa siendo "alta", aseguraron que "se está estabilizado hacia valores más bajos de lo que habíamos observado originalmente cuando retomamos la medición", comentó el titular de la Deie, Facundo Biffi.

"La inflación núcleo, que en el período abril-mayo superó los seis puntos, este mes marcó una variación porcentual del 2,8 por ciento respecto del anterior", remarcaron.

Biffi estimó que la baja responde no sólo a los componentes estacionales sino que también deviene de una racionalidad comercial debido a un freno en el consumo.

Comentarios