Policiales
Domingo 28 de Agosto de 2016

El incidente que habría precipitado el asesinato

Un amigo de Fabricio expuso como testigo de identidad reservada el incidente que la fiscalía considera como "móvil" del crimen.

Un amigo de Fabricio expuso como testigo de identidad reservada el incidente que la fiscalía considera como "móvil" del crimen. Contó que en el círculo de amigos tenían contacto desde hacía dos meses con Andrés Soza Bernard. Dijo que lo habían llamado "unas diez veces" porque les parecía "algo desequilibrado" y les daba "cierto temor". Le compraban en Córdoba y Vera Mujica o en Suipacha y Tucumán. Detalló que "un par de veces" la víctima "lo llevó en su auto" hasta el quiosco donde lo mataron y Andrés "le pagaba con merca" el traslado.

"Una vez pasamos a buscarlo por Suipacha y Tucumán. Dejé mi auto y fuimos los tres en el de Fabricio hasta una villa cerca de donde hallaron el cuerpo. En avenida Travesía, por Juan José Paso hacia el oeste. Ahí Andrés tenía un búnker donde iba a buscar plata. Nos hizo entrar por un sendero de pasto porque no había camino. Estaba todo muy oscuro. Andrés nos dijo «quédense tranquilos que ya saben que llego yo». Por eso digo que este tipo decía muchas cosas, era muy bocón", relató.

"Andrés bajó, buscó la plata y volvió. Subió al auto y volvimos a Suipacha y Tucumán. Bajé a buscar mi auto, Fabricio y Andrés siguieron en el Gol, ya que nos pidió llevarlo hasta Vera Mujica y Córdoba. A partir de ahí fuimos en dos autos. No sé qué pasó entre Fabricio y Andrés, sé que discutieron y lo bajó en Vera Mujica y Córdoba. Al otro día Andrés me mensajeó. Conocía a Fabricio a través mío, y es como que yo respondía por él. En esos mensajes me dijo «¿qué le pasa a tu amigo? Tengo ganas de pegarle un tiro»". Supuestamente fue debido a esta discusión".

"Después de eso —continuó—pasó una semana y cuando volvimos a encontrarnos con Fabricio le dije «no lo llamemos más a este tipo». Fabricio me dijo que no me preocupara, que ya le había bloqueado del teléfono", siguió. El testigo aseguró que, un par de veces, él mismo llevó en su auto a Andrés hasta avenida del Rosario y Francia, la zona donde viven la pareja del acusado y el hijo de ambos. También precisó que la puerta del lado de conductor del Volkswagen de Zulatto tenía un desperfecto, lo que explicaría por qué Andrés bajó por el lado del acompañante al estacionar el auto en Suipacha al 700.

Comentarios