docentes
Sábado 17 de Septiembre de 2016

El homenaje del Iset 18 a bibliotecarias desaparecidas

Tras una investigación de alumnos del instituto, bautizan a la sala con los nombres de Susana Diez y Elvira Márquez Dreyer.

Sobre la puerta de entrada a la biblioteca del Iset 18, una placa con los nombres de Elvira Estela Márquez Dreyer y Marta Susana Diez Troncoso rescata la memoria de las dos graduadas de la carrera de bibliotecología que fueron secuestradas y desaparecidas durante la dictadura militar impuesta en 1976.

   "Con compañeras y compañeros que estudian en las carreras de fotografía, bibliotecología y de periodismo, investigamos el caso de Marta Susana, secuestrada el 15 de mayo de 1977. Hablamos con sus familiares, compañeros y tomamos datos registrados en la Biblioteca Argentina y en la Facultad de Humanidades", dice Daniela Ledesma Argüello, alumna de periodismo.

   El caso de Elvira ya había sido rescatado, también por una investigación de alumnos, lo que llevó a que desde octubre del 2014, una placa recordara a la ex estudiante. Ambas iniciativas fueron aprobadas por autoridades académicas.

   Sobre el homenaje realizado en el segundo piso del edificio de Moreno 965, del Instituto Superior de Educación Técnica 20 de Junio, conocido como el Iset 18, el director Ricardo Rambaudi y el jefe de sección de Bibliotecología, Marcelo Arce, señalaron que "los estudiantes apostaron a la memoria, propiciando este acto simbólico". Daniela también indicó que el trabajo de investigación y presentación del proyecto fue impulsado por la secretaria de cultura del centro de estudiantes del instituto y militantes del Movimiento Terciario Evita.

   En el marco del Día del Bibliotecario, asistieron a la conmemoración y reparación histórica, familiares de las graduadas, ex compañeros, estudiantes, docentes, militantes de derechos humanos, además del concejal Eduardo Toniolli (PJ).

Elvira Estela Márquez Dreyer tenía 27 años cuando el 3 de agosto de 1976 fue secuestrada. Trabajó en la Biblioteca Popular Constancio C. Vigil y en la Biblioteca Argentina Juan Alvarez, además de ser dirigente del Sindicato de Trabajadores de la Educación de Rosario (Sinter) y militante sindical del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT).  

  Marta Susana Diez Troncoso tenía 33 años cuando fue secuestrada el 15 de mayo de 1977. Sus restos fueron identificados por el Equipo Argentino de Antropología Forense (Eaaf) durante una investigación dirigida por la Unida Fiscal para Crímenes de Lesa Humanidad. Fue hallada en el cementerio La Piedad y sus restos fueron restituidos a sus familiares. También trabajó en la Biblioteca Argentina de Rosario y militó en el PRT.


Comentarios