Información Gral
Domingo 29 de Mayo de 2016

El hombre más rico de China declara la guerra a Disney con un parque

El conglomerado chino Wanda, cuyo propietario, el magnate Wang Jianlin, ha declarado la guerra a Disney, inauguró ayer en China su primer parque de atracciones, pocas semanas antes de la apertura de un parque Disneyland en Shanghai.

El conglomerado chino Wanda, cuyo propietario, el magnate Wang Jianlin, ha declarado la guerra a Disney, inauguró ayer en China su primer parque de atracciones, pocas semanas antes de la apertura de un parque Disneyland en Shanghai.

Esta Ciudad Wanda de dos kilómetros cuadrados de superficie, situada en Nanchang (sureste), incluye un inmenso centro comercial con cines interactivos, junto a un parque temático de 80 hectáreas, equipado con "las más altas y más rápidas montañas rusas" de China, y un parque acuático, según un comunicado del grupo.

El proyecto representa una inversión de 22.000 millones de yenes (3.353 millones de dólares).

Frente a "la invasión" de culturas extranjeras, "queremos ser un modelo y afirmar la fuerza de la influencia de los chinos en el ámbito cultural", aseguró Wang Jianlin, fundador de Wanda, en la ceremonia de inauguración del parque.

Una semana antes, Wang, el hombre más rico de China según la revista Forbes, había designado a su adversario: Disney, que abrirá a mediados de junio en Shanghai su primer parque en el continente.

"La locura por Mickey Mouse y Donald Duck pasó, la época en la que imitábamos a Disney terminó hace años", dijo Wang.

Wanda anunció claramente su intención de competir con Disneyland. Después del de Nanchang, el grupo chino prevé construir otros seis parques en China en los tres próximos años, y llegar a unos 15 antes del 2020.

Sin embargo, los objetivos de Wanda parecen muy ambiciosos, según los expertos, que critican la falta de experiencia del grupo chino.

Lo contrario del grupo estadounidense que se basa en la franquicia de sus populares parques temáticos. El Disneyland de Shanghai, que demandó 5.500 millones de dólares, será el sexto parque del grupo, y el cuarto construido en el extranjero, después de París, Tokio y Hong Kong.

En China, Disney quiere llegar a una clase media en plena expansión, en un país donde realiza un parte cada vez mayor de sus grandes ingresos.

Comentarios