La ciudad
Jueves 03 de Noviembre de 2016

El hombre en las sombras de la titularidad del polémico bar

Si bien Alejandra Castro es la propietaria de Ay Ramírez que presentó el recurso de amparo, vecinos recordaron que "el que da siempre la cara como dueño es un hombre" llamado Diego Vitale, quien incluso en 2008 los demandó "por impedirle la actividad comercial" cuando el negocio se llamaba Jump. Vitale apareció en varias crónicas policiales. En la madrugada del 22 de agosto de 2003 cinco jóvenes fueron baleados frente a un boliche de la zona norte llamado Al Diablo. Ese era uno de los emprendimientos en los que apareció como dueño, y que fue clausurado, como otros tantos, por graves problemas de seguridad. Al Diablo estaba ubicado en Baigorria y Superí. En ese mismo lugar regenteó otro boliche llamado Mojo, al que también le suspendieron la habilitación.

Comentarios