Viernes 23 de Septiembre de 2016

El histórico dirigente del PJ Pedro González renunció como concejal de Villa Gobernador Gálvez

Fue electo como edil por el Frente para la Victoria, anets había sido intendente de la ciudad en cuatro peridoos. Argumentó que no está "físicamente" en condiciones de ejercer el cargo.

El edil peronista Pedro González renunció a su banca en el Concejo Municipal de Villa Gobernador Gálvez porque, según reveló en la carta que elevó al cuerpo deliberativo, no se encuentra "físicamente las horas que la responsabilidad del cargo y la atención de los nuevos desafíos demandan".
Antes de asumir como concejal por el Frente para la Victoria, González fue intendente de la ciudad en cuatro períodos: 1991-1995; 1995-1999; 1999-2003 y 2011-2015. Esto lo erigió como uno de los dirigentes más influyentes de la ciudad y de la región sur de la provincia de Santa Fe.
"Siempre milité en el Peronismo puesto que siempre entendí a éste como una forma de vida", escribió González en su carta de dimisión, y añadió: "Agradezco profundamente al Pueblo de Villa Gobernador Gálvez por haber confiado en mí al encargarme, en múltiples ocasiones, el alto honor de representarlo en la intendencia, en la Cámara de Diputados de la Nación y en el Concejo Deliberante".
A continuación, completa la carta de renuncia de Pedro González al Concejo Municipal de Villa Gobernador Gálvez:

Villa Gobernador Gálvez, 23 de septiembre de 2016.

Sr. Presidente del Concejo Deliberante
Dr. Roberto Leiva
PRESENTE

Por este medio, tengo el agrado de dirigirme a Ud. y por vuestro intermedio al Cuerpo
Deliberante de Villa Gobernador Gálvez, a fin de notificarles mi renuncia al cargo de Concejal de la
ciudad con el que he sido honrado en las pasadas elecciones y que desempeño desde entonces.

Mi mente y voluntad me instan a continuar en la tarea de hacer grande esta ciudad, tal como
me lo propuse en el año 1991 cuando comencé, con ínfimos y pobres recursos pero con grandes
esperanzas, él tomar decisiones en pos de remover los enormes problemas que por aquellos años
impedían que Villa Gobernador Gálvez y nuestra gente pudiesen tener anhelos de progreso y
desarrollo. Pero, mi presente y sus dificultades, me "tironean" caprichosamente y no me dejan estar
físicamente las horas que la responsabilidad del cargo y la atención de los nuevos desafíos demandan.
Cambian mis circunstancias, pero no cambian mis nobles objetivos a cumplir.

Recuerdo, mientras escribo estas líneas los primeros y más grandes desafíos que enfrentamos
y me desvelaron hasta resolverlos exitosamente: Inundaciones y falta de transporte urbano que nos
conectara con las ciudades vecinas. Aún estaban frescos en la memoria el caos y la disgregación social que culminaron en hechos de saqueos a negocios de la ciudad, un par de años antes de asumir mi primer mandato como Intendente Municipal. Ese era el marco social que nos precedía, al que junto al equipo de trabajo con el que siempre conté le pusimos el pecho.

La lucha por entonces emprendida, alimentada y apuntalada, como siempre he dicho y recordado, por el consejo oportuno y desinteresado de nuestros abuelos, de ninguna manera ha cesado, pues, desde otros escenarios, me encontrarán siempre extendiendo la mano y colaborando para levantar definitivamente a esta querida ciudad.

Situar a Villa Gobernador Gálvez en el lugar de privilegio que merece en el contexto provincial
y nacional, y bregar por la Unidad del partido Justicialista que albergó mis primeros sueños en la política como instrumento de cambio y progreso social, son materias a las cuales seguiré aportando
desde el lugar en que me encuentre.

Siempre milité en el Peronismo puesto que siempre entendí a éste como una forma de vida;
una forma de promover el progreso del ser humano; y por ese sentimiento de pertenencia, me
esforcé para que la unidad del Partido dejara de ser pura declamación y se convirtiera en "realidad
efectiva", tal como reza nuestra marcha insignia.

Agradezco profundamente al Pueblo de Villa Gobernador Gálvez por haber confiado en mí al
encargarme, en múltiples ocasiones, el alto honor de representarlo en la Intendencia, en la Cámara de Diputados de la Nación y en el Concejo Deliberante.

Sólo resta al presente mensaje, agradecer sin distinción de filiación política a todos los Ediles,
con quienes disentimos o coincidimos desde el respeto; y renovar el pedido de unidad a los vecinos
de esta bendita ciudad en procura de un destino de grandeza, el que sólo será posible alcanzar
despojándonos de sectarismos y mezquindades.

Tranquiliza el espíritu saber que quien me sucederá en este empeño, es un compañero que ha luchado durante años, y lo sigue haciendo, por los derechos de los trabajadores; que ha ganado
prestigio gracias a su coherencia de pensamiento y compromiso social. A él, compañero Jorge Stange, le entrego la posta de este apasionante desafío que debe continuar, y mis deseos de una sólida y eficaz gestión como Concejal de nuestra ciudad.

Disponga pues, Sr. Presidente, los mecanismos legales para cubrir la vacante en el Concejo
Deliberante producida por mi renuncia.

Saludo a uds. y al pueblo de Villa Gobernador Gálvez, con un afectuoso abrazo.

Pedro Jorge González

Comentarios