Cambiemos
Domingo 09 de Octubre de 2016

El hijo de Sanz sufrió una violenta entradera

Fernando Sanz y su familia fueron reducidos por seis delincuentes que los sorprendieron en su casa del distrito mendocino de Cuadro Benegas

Seis delincuentes ingresaron violentamente a la casa del hijo del ex senador por Mendoza Ernesto Sanz, ubicada en el distrito mendocino de Cuadro Benegas, de San Rafael, en el momento en el que se encontraba junto con su mujer embarazada y su hijo, y escaparon con dinero en efectivo y joyas, informaron fuentes policiales.

El hecho, por el cual hay seis detenidos, que se registró en la madrugada del viernes pero se dio a conocer ayer, fue una entradera que sufrió Fernando Sanz (32), hijo de Ernesto, referente y ex candidato presidencial de Cambiemos, en su vivienda de San Rafael.

Según indicaron las fuentes consultadas, los seis delincuentes, uno con una escopeta, ingresaron a la vivienda, sorprendieron a los dueños de casa y, bajo amenazas de dispararles, los redujeron mientras el resto de la banda revisaba los diferentes ambientes en búsqueda de objetos de valor.

Luego de varios minutos, los delincuentes escaparon con una suma de dinero en efectivo, joyas y un teléfono celular iPhone.

Fuentes allegadas a la familia, que resultó ilesa, aclararon a Télam que la cantidad del dinero robado ascendía a 25.000 pesos.

Las víctimas se comunicaron con la línea de emergencias 911 y alertaron a la policía del hecho ocurrido, por lo que de inmediato las autoridades pusieron en marcha un operativo para dar con los delincuentes, para lo que se valieron de una función con la que cuentan los iPhone que permite acceder a la ubicación del aparato a través de una computadora.

De esta manera, detectaron a los delincuentes en la isla del Río Diamante, ubicada en el departamento de San Rafael, y llevaron a cabo un allanamiento en una vivienda en la que apresaron a cuatro de los delincuentes que participaron del robo y secuestraron un revólver y una escopeta.

Según informaron desde el Ministerio de Seguridad, gracias a una serie de allanamientos, ayer a la mañana fueron detenidos los dos malhechores restantes, a quienes incautaron varias armas de fuego (un revólver calibre 32 y tres tumberas), además de una cartera y otros elementos que habían sido sustraídos de la vivienda del hijo de Sanz.

Comentarios