Edición Impresa
Sábado 06 de Julio de 2013

El gusano loco y visitar a la abuela, en los planes infantiles

Una postal de lo que buena parte de la infancia hace en su tiempo sin escuela.

Ir a pasear al gusano loco del Parque Independencia, el laberinto del terror, visitar a la abuela y a los tíos, encontrarse con amigos para hablar y jugar a la compu y hasta no saber qué hacer figuran entre los planes de los chicos de primero y quinto grados de la Escuela Nº 68 Leandro N. Alem (Italia 1244), para estas próximas dos semanas sin clases. Una postal de lo que buena parte de la infancia hace en su tiempo sin escuela.

El primero en levantar la mano en el primer grado del turno tarde es Cristofer. Un nene de pelo muy largo que anticipa que ya se prepara para "ir al Parque Independencia", ahí "donde están los jueguitos", según precisa. A su comentario —y como suele pasar con los más pequeños— se suman de manera casi contagiosa casi todos con la misma idea; entre ellos Fabricio, Chiara y Demián. Este último agrega que también piensa ir a la casa de la abuela. Y Bautista que asegura que en las vacaciones también tiene en vista "una plaza que está cerca de mi casa".

Caren cuenta que, además del parque, irá a visitar a su abuela. "La voy a ayudar hacer la comida", adelanta. Sentado en la fila de al lado, Mirko comparte sus planes para las vacaciones de invierno: "A mí me gusta jugar a la computadora y mirar televisión. Tengo juegos de autos y trenes en la computadora".

Con un collar naranja que muestra contenta, Denise da otros detalles de lo que más la entusiasma de los jueguitos del parque: "Me gusta el gusanito, ese que va para adelante y para atrás. Me voy a subir ahí". Lo mismo dice Candela, una nena con colorida vincha de la que cuenta orgullosa: "Me la compró mi mamá".

Micaela, que asegura que no quiere perderse el gusano más famoso de Rosario, dice que está contenta porque se irá de viaje con la mamá, el papá y sus dos hermanas. Y Ricardo se entusiasma con visitar en los días sin clases "la Casa del Terror". David planea visitar la cancha de central y Baltazar levanta la mano sólo para contar que es hincha de Newell's.

En quinto grado. Gimena es maestra de matemática y ciencias en 5º grado. Cuando LaCapital visita el aula está justo explicando los detalles de "la tarea de vacaciones". "No es mucho, sólo para no perder continuidad y mantener presentes algunos temas", justifica y enseguida habilita la charla con los chicos, bien dispuestos a conversar.

Celeste y Dilan son los que toman la posta. Cuentan que quieren ir al parque de juegos que está instalado en la zona norte de la ciudad. Celeste no duda en que "lo mejor es la montaña rusa" y Dilan "el martillo".

"Yo pienso ir al laberinto del terror que está en el Patio de la Madera", se suma Sara, que entre otros pasatiempos que tiene planificados está reunirse con sus amigas del barrio para hablar, estar en la computadora y después ir a la plaza.

Cumpleaños y viajes.Tomás es un entusiasta jugador de figuritas, aunque asegura que aún no domina bien la técnica de darlas vuelta golpeando con la palma de la mano y ganar. "Son de Dragon Ball Z", describe mientras las muestra. Eso sí, manifiesta que en esta vacaciones no piensa "hacer nada", tal vez "la tarea". Algo que reconoce bajo la mirada atenta de su maestra.

De uñas pintadas de color celeste, Agustina levanta la mano para pedir la palabra y contar: "Me voy de viaje a La Plata a ver a mis tíos. Me van a llevar al Parque de la Costa".

Ariel está sentado en primera fila. Con las manos en los bolsillos de su campera de jean comenta que espera con ganas las vacaciones de invierno porque tendrá una fiesta familiar: "Mi mamá cuando sea su cumpleaños va a hacer un evento y yo voy a ir. Lo va a festejar junto con el de mi papá. Me voy a encontrar con mi familia".

Otro que se va de viaje es Natanael: "A Córdoba capital, porque está mi tía y tengo un primo un año menor que yo". Santiago espera también los días de receso escolar, para ir a Roldán, a estar con su abuela.

Comentarios