Política
Miércoles 29 de Junio de 2016

El guionista Marcelo Camaño trató de "sabandija" a Lopérfido por la denuncia de fraudes en producciones audiovisuales

El guionista rosarino dijo que "si el ministro de Cultura de Buenos Aires tiene pruebas que las aporte a la Justicia y no ensucie a artistas que participaron en concursos públicos".

El ministro de Cultura de la ciudad de Buenos Aires, Darío Lopérfido, acusó al hermano de Julio De Vido por "el mayor fraude de la historia audiovisual argentina", y también denunció una estafa por mil millones de pesos por año.
El guionista rosarino Marcelo Camaño dijo esta mañana que "si funcionario porteño tiene pruebas debería aportarlas a la Justicia y no ensuciar a los trabajadores que participaron de concursos públicos".
En declaraciones realizadas ayer, Lopérfido reclamó que se investigue a los ex funcionarios kirchneristas Luis Vitullo y Hugo De Vido, hermano del ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido, y a la esposa de Guillermo Moreno, al denunciar que desde la anterior administración se ejecutó "el mayor fraude de la historia audiovisual argentina".
Lopérfido también denunció a Marta Cascales, esposa del ex funcionario kirchnerista Guillermo Moreno y, al apuntar contra Vitullo y De Vido, cuantificó la presunta "estafa a gran escala" en unos "mil millones" de pesos "por año", al manifestar que desde esa cartera "se trianguló dinero del Estado argentino a universidades para escapar a los controles".
En contacto con el programa "Todos en La Ocho", Camaño salió a reclamarle pruebas al funcionario Macrista, y disparó: "Es muy injusto lo que está diciendo este sabandija. Si tiene alguna prueba o siente que ha habido un fraude, Lopérfido tiene que ir a la Justicia con todas las pruebas que tenga para que se investigue el asunto".
"Una cosa es hablar de supuestas estafas y otras es ensuciar a la cantidad de trabajadores de la cultura que participaron en la cantidad de series que produjo la Televisión Pública en concursos legítimos realizados con dinero del instituto Nacional de Cine y Artes Visuales y del Ministerio de Planificación a partir del año 2010. Fueron concursos públicos, donde se presentaban productores con antecedentes y sin antecedentes. En muchos casos se favorecían provincias que nunca podían hacer sus realizaciones audiovisuales", agregó.

Comentarios