La ciudad
Sábado 28 de Mayo de 2016

"El gran desafío para estos años es garantizarles a niñas y niños igualdad de oportunidades"

Lo dijo el gobernador Miguel Lifschitz en la cena solidaria del Banco de Alimentos de Rosario, donde entregó un aporte de tres millones de pesos

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, planteó que "el gran desafío para estos años es garantizarle a todos los niños y niñas de Rosario, de Santa Fe, del país igualdad de oportunidades para el futuro, para quebrar ese círculo perverso de la exclusión y la marginalidad".

El mandatario formuló esas declaraciones, al participar 5ª Cena Solidaria del Banco de Alimentos de Rosario (BAR), donde entregó un aporte no reintegrable de tres millones de pesos a la asociación civil que tiene por objetivo reducir el hambre y la malnutrición.

"Es bueno ver que hay gente a la que le duele el dolor de los otros. Que tiene la sensibilidad suficiente para motivarse en las necesidades de otras familias de compatriotas, pero que además desarrollan la capacidad de dedicar su tiempo, su esfuerzo y su trabajo para poner en marcha una iniciativa tan importante, tan valiosa, y con tanto sentido como esta", destacó Lifschitz.

El gobernador reconoció que "todos sabemos que si no se tirara tanta comida en el mundo, probablemente la mayoría de los seres humanos podrían irse a dormir con la panza llena. Esto no es solo una cuestión de justicia, sino de ética", remarcó.

Y en tal sentido señaló: "Estamos en una etapa donde debemos reconciliar la ética con la política en primer lugar, con la economía y con el funcionamiento de la sociedad. Por eso adquiere un mayor reconocimiento este esfuerzo por llevarle comida a aquellos que lo necesitan. Y hacerlo de una manera tal que no le quitamos dignidad a aquellos que lo reciben, al contrario, es una forma también de estimular el trabajo comunitario y las organizaciones populares que se dedican a atender las necesidades más elementales de sus vecinos, como la alimentación", agregó.

"Debemos tener en cuenta que más grave que la desnutrición alimentaria en los niños, es la desnutrición afectiva, como dice (el neurocientífico) Facundo Manes. Y lamentablemente muchos de estos niños además de sus carencias de alimentación, tienen mucha carencia de afecto y cariño. Y aquí la tarea ya no sea tan fácil como proveer un alimento, sino que requiere mucho más esfuerzo e imaginación, mucha más calidad de las políticas públicas, mucho más trabajo asociativo entre la sociedad civil y el Estado", reconoció.

"Nuestro gran desafío para estos años es cómo garantizarle a todos los niños y niñas de nuestra ciudad, de nuestra provincia, de nuestro país igualdad de oportunidades para el futuro, para quebrar ese círculo perverso de la exclusión y la marginalidad", afirmó.

Lifschitz expresó su reconocimiento y felicitó a todos los que forman parte de BAR, a la que calificó como una "gran iniciativa humanitaria, solidaria, con un contenido muy profundo", y sostuvo que el aporte de 3 millones de pesos del Gobierno provincial "es una contribución para ayudar un poquito a ese gran esfuerzo que entre todos están realizando para que se haga realidad el sueño de tener una gran base de operaciones, unas instalaciones que les permita multiplicar su tarea y no sólo desarrollarla aquí en Rosario o en la provincia, sino también trasladarla a otros rincones del país donde se necesita nuestra ayuda".

El aporte del Gobierno de Santa Fe fue entregado por Lifschitz al presidente del BAR, Mariano Grassi. También participaron de la gala, la intendente de Rosario Mónica Fein, y los ministros de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías, y de Desarrollo Social, Jorge Alvarez.

Banco de alimentos de Rosario

La organización tiene como misión reducir el hambre y la malnutrición. Asimismo, educar sobre dicho problema y sus posibles soluciones. Actualmente recibe y distribuye donaciones de alimentos a 160 Entidades Beneficiarias como comedores, copas de leche y centros comunitarios, que asisten a más de 29.000 beneficiarios directos, en su gran mayoría niños y niñas menores a 12 años. El fin es recaudar fondos para llevar adelante el nuevo depósito que es el gran desafío de este año, y asimismo acentuar el proyecto social que día a día se desarrollan en la gestión de BAR.

Comentarios