Policiales
Jueves 02 de Junio de 2016

"El gordo Jony" quedó imputado por dos crímenes en dos meses

Por segunda vez en dos meses, Jonatan G. fue imputado de un crimen a tiros en el extremo sudoeste de Rosario.

Por segunda vez en dos meses, Jonatan G. fue imputado de un crimen a tiros en el extremo sudoeste de Rosario. Ya estaba preso por el brutal homicidio de Julio Domínguez, quien el 6 de marzo pasado quedó tendido en una zanja con cinco tiros y un corte en el cuello en Puente Gallego. Ayer fue acusado de matar, 20 días después y a seis cuadras de allí, a Ricardo "Chichi" Herrera con dos balazos. El imputado, a quien le dicen "El gordo Jony", afrontó esa imputación en una suerte de audiencia express y se negó a declarar. Seguirá en prisión preventiva sin plazo por los dos asesinatos.

La figura alta y robusta de El gordo Jony, un muchacho de 24 años, marcó presencia en la pequeña sala donde ayer fue imputado por un nuevo crimen. Envuelto en una campera de Rosario Central, no quiso declarar cuando el juez Hernán Postma le dio la palabra, en una audiencia a la que le imprimió un trámite expeditivo. El muchacho estaba preso desde fines de abril por un homicidio con marcas de venganza ocurrido veinte días antes. Como ya estaba detenido, el fiscal Rafael Coria esperó a ajustar la prueba antes de imputarlo también por el crimen de Herrera. Lo que se concretó ayer.

Dos tiros. A "Chichi", como le decían, lo mataron de dos balazos frente a su casa del extremo sudoeste de Rosario, en barrio Hume, una zona rural con calles de tierra y frente al arroyo Saladillo. Cerca de las 23.20 del sábado 26 de marzo Herrera estaba frente a su casa de San Juan de Luz al 8300 cuando fue herido de bala en el tórax y el abdomen.

El joven de 26 años cayó malherido y sus familiares lo llevaron en un Renault 19 hasta el hospital Roque Sáenz Peña. Desde allí fue trasladado al hospital Eva Perón de Granadero Baigorria, donde murió. "Están buscando a un tipo al que le dicen El gordo Jony", se comentaba entonces en el barrio.

Según planteó Coria en la audiencia, luego de esos balazos Jony se acercó a la casa de Herrera y amenazó a la madre: "No quiero a la yuta o te mato un hijo", le dijo. Ese y otros testimonios, más los cuatro reconocimientos positivos realizados en rueda de personas por testigos del crimen, motivaron la imputación formulada ayer para Jonatan G. Quedó acusado como autor de un homicidio agravado, la portación ilegal de un arma de guerra (del cuerpo se extrajeron balas calibre 9 milímetros) y amenazas coactivas calificadas. El defensor Nelson Flores no objetó la imputación aunque pidió una morigeración de la prisión preventiva que, para el juez, es prematura y deberá tramitarse más adelante.

Cinco balazos. El muchacho está preso desde el 28 de abril por el homicidio de Julio César Domínguez, asesinado con cinco disparos 9 milímetros y un corte en la garganta el 6 de marzo en San Juan de Luz y el Camino Viejo a Soldini. Tenía 24 años. El fiscal Ademar Bianchini imputó al Gordo Jony como autor de este crimen en el que también estuvo implicada su pareja, la suboficial de la Policía Comunitaria Eliana M., de 23 años, a quien le secuestraron su arma reglamentaria al presumirse que podía haber sido usada por su novio en aquel asesinato. Junto a Jony fue detenido e imputado en el crimen su hermano Alexis M. En esa oportunidad a su novia le incautaron una Honda Wave azul como la que, según testigo, usaba el homicida de Herrera.

Comentarios