Política
Domingo 17 de Julio de 2016

El gobierno y el campo cerraron la grieta en la apertura de la Rural

El presidente de la SRA, Miguel Etchevehere, destacó la vuelta de las autoridades nacionales a la tradicional muestra agropecuaria porteña

El ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, junto al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y al presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Miguel Etchevehere, realizaron ayer el tradicional corte de cintas de la 130º edición de la Exposición Rural, que abrió así sus puertas al público hasta el 31 de julio en Palermo.

   La ceremonia tuvo lugar bajo un intenso frío y por momentos gotas de aguanieve en la puerta del predio por calle Sarmiento y Etchevehere fue el primero en disertar para agradecer el "regreso" de los organismos del Estado a la muestra, ausentes durante la última década por los problemas del campo con la administración kirchnerista.

   Etchevehere, el primer orador, destacó que en el año del 150 aniversario de la SRA, tienen "muchos motivos para poder decir que va a ser un Palermo diferente".

   "Ya aquí junto a nosotros está el ministro de Agroindustria de la Nación que después de los años que nos tocó vivir, agradecemos profundamente que hayan vuelto las autoridades nacionales y provinciales", dijo el líder ruralista.

Votos. Agregó: "Y hacemos votos para que en el futuro siempre podamos mantener el diálogo y el trabajo en conjunto porque eso es lo que nos demanda no solamente la producción sino que vemos que es la fórmula que triunfa a nivel mundial".

   La frase arrancó aplausos y Etchevehere señaló "que los países que progresan principalmente tienen instituciones fuertes y entre sectores privados y públicos" se "ponen de acuerdo" luego de "discusiones", al tiempo que "salen a vender sus productos al mundo con una sola voz".

   Destacó también el seminario de Agronegocios que se realizará mañana y el martes en la Rural sobre "competitividad", porque "manda lo que hacen nuestros competidores, en estabilidad monetaria, financiamientos comerciales, infraestructura: el gran desafío es tener condiciones similares a nuestros competidores".

   Buryaile, por su parte, resaltó que en el año del Bicentenario de la Independencia "es oportuno recordar que "en fecha fundacional ya el campo tomaba el compromiso de acompañar a la patria".

   "El campo nace con la patria misma y parece increíble que durante mucho tiempo después hayamos estado enfrentados entre gobierno y productores agropecuarios", señaló el dirigente.

   "Hoy volvimos, hoy el gobierno nacional volvió del lugar de donde nunca debió haberse ido, de haber estado al lado de los productores, del lado de la sociedad y hoy simplemente venimos a dar testimonio de esto", dijo el jefe de la cartera agroindustrial.

   Además, afirmó que el "sector agropecuario es esencialmente social, es el federalismo mismo de la Argentina, es el desarrollo de cada uno de los pueblos del interior".

   "Hoy nosotros venimos a decir que el conflicto gobierno-campo es un conflicto terminado, que obviamente los problemas existen, muchos tienen que ver con situaciones que son ajenas a las decisiones políticas, pero muchas están relacionadas con esa estéril confrontación que nos llevó tanto tiempo", manifestó el ministro, interrumpido por un largo aplauso.

   En tanto, Rodríguez Larreta siguió en la misma línea al afirmar que "ésta es la imagen de la Argentina que queremos, todos juntos, trabajando juntos" y reconoció que "no en todo vamos a estar de acuerdo".

   "El campo está contento", señaló el jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, y aseguró que "éste es el cambio que comenzó en la Argentina y que simboliza este grupo de gente".

Comentarios