La ciudad
Jueves 17 de Noviembre de 2016

El gobierno de Santa Fe dispondrá de tobilleras para el control de prisiones domiciliarias

Emitirán señales de radiofrecuencia que serán seguidas desde una central de monitoreo, y detectará si el reo se aleja del hogar

El gobierno provincial utilizará tobilleras para controlar a quienes cumplen prisión domiciliaria. Se trata de dispositivos que emiten radiofrecuencia y que permiten detectar cuando el detenido se aleja del perímetro autorizado por la Justicia.

Según se especificó, el dispositivo cuenta con una base de trasmisión que se coloca en el hogar del detenido y se configura con el radio permitido por los magistrados dentro del cual se puede movilizar el reo. La segunda terminal se coloca en el tobillo, es inviolable, hipoalergénica y contiene un detector de flujo corporal que se maneja por los principios de la conductancia (propiedad de la membrana de las células que define su permeabilidad a los iones). Cualquier alteración de los límites estipulados por los programadores o intento de manipulación del artefacto, dispara una alarma en la Central de Monitoreo que permite actuar a los controladores.

Esa central va a tener su base en la sede del Ministerio de Seguridad en Rosario y Santa Fe, y va a estar en permanente funcionamiento.

Los dispositivos se pueden configurar para un perímetro determinado y permiten configurar el recorrido de la persona de un punto a otro de la ciudad. Las unidades comenzarán a llegar en los próximos días.

Las mismas se distribuirán en Rosario y la capital provincial, pertenecen a la firma Surely y se entregan a raíz de un acuerdo con el gobierno nacional por medio del cual la provincia las recibe sin costo de compra.

En una primera etapa llegaran unas 400 que se utilizarán en aquellos casos en que los jueces lo crean necesario, y se implementarán en forma gradual. La segunda etapa prevé la entrega de más tobilleras que también se pondrán a disposición de la Justicia. El monitoreo quedará bajo la órbita del Ministerio de Seguridad.

El convenio que permite la puesta en marcha de la utilización de estos mecanismos fue rubricado ayer por el ministro de Seguridad de Santa Fe, Maximiliano Pullaro; su par de Justicia y Derechos Humanos, Ricardo Silberstein; y el subsecretario de Relaciones con el Poder Judicial y Asuntos Penitenciarios del Ministerio de Justicia de la Nación, Juan Bautista Mahiques.

En tal sentido, Pullaro destacó que el uso de las tobilleras "permitirá tener un control mucho más exhaustivo, ya que este sistema va a estar asociado a la Central de Monitoreo para tener una georeferenciación, similar a la que se tiene en los móviles policiales y los botones de pánico".

Las tobilleras llegarán para suplir los inconvenientes de control que tiene la policía sobre el cumplimiento de las prisiones domiciliarias. Y que han llevado a muchos reos a violarlas.

Comentarios