Economía
Jueves 20 de Octubre de 2016

El gobierno niega influencia en las causas contra Cristina

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, negó ayer que el gobierno influya en las causas contra la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y resaltó que el Poder Ejecutivo quiere que "todos los casos que la involucran lleguen a juicio oral" para que se "defina la responsabilidad" en los distintos hechos.

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, negó ayer que el gobierno influya en las causas contra la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y resaltó que el Poder Ejecutivo quiere que "todos los casos que la involucran lleguen a juicio oral" para que se "defina la responsabilidad" en los distintos hechos.

"Dejamos que la Justicia actúe independientemente. No hay presiones ni a favor, ni en contra de nadie. El desafío es que los casos lleguen a juicio, sean contra quien fueren. Me parece más razonable eso que cualquier situación de detención de las personas", sostuvo el funcionario, y remarcó que "de ninguna manera" el gobierno se inmiscuye en las causas que pesan sobre la ex jefa del Estado por presuntos hechos de corrupción durante su gestión.

"El gobierno, en definitiva, lo que quiere que es que, efectivamente, todos los casos que involucran a la ex presidenta y a todos los que tiene que involucrar lleguen a juicio oral, donde se defina la responsabilidad o no de las personas investigadas", enfatizó el ministro.

En ese sentido, insistió en que "el desafío del sistema de Justicia" es que los casos por corrupción "lleguen a juicio oral y definan si una persona es culpable o inocente", aunque aclaró que "sin influir ni para un lado ni para el otro" por parte del gobierno.

De esta manera, el funcionario rechazó las declaraciones de la líder del GEN, Margarita Stolbizer, sobre una supuesta presión del gobierno para "dormir" los casos contra la ex mandataria. El martes pasado el jefe de Gabinete, Marcos Peña, se manifestó de igual manera.

Para la diputada nacional, existe un "parate" en las causas judiciales contra Cristina como parte de una estrategia "funcional" al gobierno a fin de que la líder del Frente para la Victoria pueda presentarse como candidata en las elecciones legislativas de 2017 y vuelva a darse un escenario de polarización con el oficialismo.

Gils Carbó. Por otra parte, Garavano sostuvo que el proyecto que impulsa el oficialismo para limitar el mandato de la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, busca que ese órgano sea "más democrático y con más equilibrio de poder", pero reconoció que "probablemente ese tema se pueda judicializar".

"Con este proyecto se logra tener un Ministerio Público más democrático y con más equilibrio de poder, porque estamos yendo a un sistema acusatorio donde los fiscales son los que van a investigar y van a tener el ejercicio de la acción penal", sostuvo el funcionario.

Comentarios