Economía
Jueves 17 de Noviembre de 2016

El gobierno nacional negó la existencia de una persecución contra Cristina

"No nos dedicamos ni a perseguir a la madre, ni a ella, ni a la hija; nos dedicamos a gobernar y a construir para el futuro", dijo el jefe de Gabinete

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, negó ayer que el gobierno nacional haya montado una campaña de persecución política contra Cristina Kirchner y su familia, tal como viene denunciando la ex mandataria, cuyo tono aumentó anteayer luego de las denuncias judiciales contra su madre por supuesto fraude al Estado.

"Ella (Cristina Kirchner) está demasiado acostumbrada a las operaciones mediáticas y judiciales del poder. Pero nosotros no somos así, nos dedicamos a gobernar", resaltó Peña, y agregó que el Poder Ejecutivo "no necesita perseguir a la madre, ni a ella, ni a la hija".

"Nos dedicamos a gobernar y construir el futuro de la Argentina", señaló luego.

Peña salió a replicar así las declaraciones de Cristina, quien, para defender a su madre Ofelia Wilhelm de denuncias judiciales por supuesto fraude al Estado nacional, apuntó a Macri y se preguntó qué más van a "inventar" para intentar ocultar que "a la gente le alcanza cada vez menos la plata".

En tanto, el presidente de la cooperativa El Aldabón, Fotios Cunturis, negó que esa organización haya sido beneficiada económicamente durante el kirchnerismo, al asegurar que la presencia en esa entidad de Wilhelm les trajo "perjuicios".

Wilhelm fue denunciada el pasado martes en la Justicia federal por supuesto fraude al Estado en 61 millones de pesos mediante contratos entre el Correo Argentino y la cooperativa de trabajo El Aldabón Limitada.

El Aldabón, que fue denunciada por la diputada Elisa Carrió y por el abogado Santiago Dupuy de Lome, fue creada por afiliados al sindicato Asociación de Empleados de Rentas e Inmobiliaria (Aeri), al cual estuvo afiliada Wilhelm.

Por su parte, Peña aseguró que lo que les "interesa es que el Estado sea transparente y si alguien hizo algo mal, que se aclare y se sepa quién es el responsable".

"Nosotros no nos dedicamos ni a perseguir a la madre, ni a ella, ni a la hija (Florencia Kirchner); nos dedicamos a gobernar y a construir para el futuro en la Argentina", enfatizó el ministro coordinador, en diálogo con radio La Red.

En tanto, Cunturis advirtió que "están armando este despelote por razones políticas, más que económicas", además de asegurar que es "un tipo honesto" que "no" tiene "nada que ocultar".

En declaraciones radiales, el ex jefe de la Federación de Gremios Estatales bonaerenses aseguró que la cooperativa "no" recibía un monto fijo del Estado porque dependía de la cantidad de boletas que repartían "dentro del ámbito de la provincia de Buenos Aires y la Capital Federal".

Por último, puntualizó que los contratos entre el Correo Argentino y esa cooperativa de trabajo se firmaron por primera vez en 1994, cuando la empresa postal estaba en manos de la familia Macri, y recién se cortó entre 2013 y 2014 cuando, dijo, "dejaron de pagarnos".

Tras enterarse de la denuncia contra su madre, Cristina Kirchner acusó a Macri de "inventar" una acusación "contra una anciana que no sale de su casa".

"¿Qué es lo que querés inventar? ¿Pretendes hacerle creer a los argentinos que el país está mal y a ellos les va peor por mi mamá? ¿No te parece mucho? Pensé que conmigo y con mi hija te alcanzaba ¿O es que las cosas van tan mal que tenés que empezar a perseguir junto con Clarín a una anciana que no sale de su casa? No, Macri. El problema de la Argentina sigue siendo el mismo de siempre: ustedes", enfatizó.

"No es mi mamá, es tu papá y vos también", recalcó la ex mandataria en una publicación en su página web.

Comentarios