Prat Gay
Jueves 12 de Mayo de 2016

El gobierno nacional admitió que las empresas no están invirtiendo como esperaban

"Todavía vemos al sector privado con algunas dudas. Si el empresariado local no toma riesgos, el extranjero lo va a pasar por arriba", dijo el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay.

El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso de Prat Gay, admitió esta mañana que las empresas no están invirtiendo en los niveles esperados por el Gobierno, y por otra parte confirmó que habrá una moratoria fiscal antes de enero de 2017.
El ministro pasó factura a los ejecutivos de finanzas porque las empresas de capital nacional no están invirtiendo en los niveles que eran esperados por el Gobierno después de tomar medidas que las beneficiaron, como el fin del cepo, la devaluación y la eliminación de retenciones a las exportaciones.
"Todavía vemos al sector privado con algunas dudas. Si el empresariado local no toma riesgos, el empresariado extranjero lo va a pasar por arriba", dijo el funcionario, quien también admitió que hay "preocupación" en las patronales por la inflación y el déficit fiscal.
El ministro hizo hincapié en que hasta ahora son más las inversiones de empresas extranjeras que las de las nacionales, pero se mostró optimista en que la situación se comenzará a revertir a partir del segundo semestre.
Para llevar confianza a los hombre de negocios, Prat Gay reconoció que la presión fiscal es "muy alta" dado que está en el orden del 40 por ciento y también admitió que una de los principales objetivos de la gestión es "reducir el déficit fiscal".
Moratoria. "Queremos darle la oportunidad a las empresas para que regularicen su relación con el fisco antes de enero", dijo el funcionario, al disertar en el 33 Congreso Anual del Instituto Argentino de Ejecutivos de Fianzas (IAEF).
Tras exponer ante unos 400 ejecutivos de finanzas en un hotel porteño, el funcionario accedió a una ronda de preguntas y tras recibir la primera consulta, bromeó: "Pensé que íbamos a hablar de cómo acelerar la inversión, pero no. Me preguntan si habrá un blanqueo. Esto demuestra un poco la foto de la Argentina".
En ese marco, Prat Gay precisó que el plan de regularización de deudas impositivas tendrá una "tasa fiscal alta" y habrá "un premio para los que cumplieron" con el pago de sus impuestos en los últimos años.
El ministro negó que se trate de un blanqueo "como los que se conocieron en el pasado", dado que se apunta a avanzar hacia una economía en la que las reglas de convivencia sean diferentes y no exista la hipocresía de decir "yo te debo esto, pero vos me debés lo otro y no haya un punto de partida común".
Afirmó Prat Gay que la moratoria fue planificada porque en enero se ponen en marcha los acuerdos de intercambio automático de información fiscal con el resto de los países del mundo.
Según dijo el funcionario, las empresas que tengan activos no declarados "no van a tener dónde ocultarlo" porque la AFIP va a tener las herramientas para detectarlos a través del intercambio automático de información con otros organismos recaudadores a nivel mundial. Lo que dice la práctica internacional es que antes de ir hacia un sistema tan trasparente de fiscalización corresponde darle una oportunidad de regularizar su situación con el fisco al que todavía no lo hizo.
"Lo que estamos planeando es efectivamente esa filosofía. Requerirá de una tasa impositiva alta porque, creemos, es la manera moral de equilibrar la cuestión de que algunos pagan y otros no", afirmó.


Comentarios