Ovación
Miércoles 27 de Julio de 2016

El gobierno nacional bajó a 900 millones la oferta para el próximo semestre

El programa "Fútbol para Todos" había propuesto 1.250 millones inicialmente. Algunos quieren rescindir el contrato.

El gobierno nacional comunicó ayer a los dirigentes de los clubes de primera que la oferta para el próximo semestre del programa "Fútbol para Todos" disminuyó a 900 millones de pesos, de los 1.250 millones de pesos ofrecidos inicialmente.

Esto fue comunicado por el presidente de la Comisión Normalizadora de AFA, Armando Pérez, a los dirigentes de la primera durante un encuentro ayer a la tarde en el edificio de calle Viamonte, en el centro porteño.

La palabra de Pérez fue expresada ante la mayoría de los dirigentes de primera división, ya que los únicos ausentes fueron los representantes de River Plate y San Lorenzo.

En números, el gobierno nacional bajó la oferta por los derechos televisivos del próximo semestre futbolístico de 2.500 a 1.800 millones, lo que deja inviable la negociación.

"Lo recibimos mal, porque (el presidente de Boca, Daniel) Angelici prometió 2.500 millones y ahora empezar a negociar con 1.800 millones es muy difícil. Varios presidentes pedimos volver a un número lógico, será Armando Pérez con la Comisión Normalizadora los que tienen que hablar con el gobierno", explicó Eduardo Spinosa, presidente de Banfield.

Por eso, durante la reunión se buscó acelerar el desembarco de la empresa estadounidense Turner para hacerse cargo de la televisación del fútbol y no esperar al 1º de enero de 2017, cuando debería rescindirse el "Fútbol para Todos".

Esto, para la empresa, no sería "prolijo" pero está dispuesta a hacerse cargo en un futuro muy cercano de la televisación del fútbol argentino, si es que los dirigentes y el gobierno deciden la rescisión a esta altura.

"Hay unanimidad de los clubes que no quieren este contrato y también del gobierno, por lo que no entiendo cómo no se puede rescindir este contrato", sostuvo Spinosa.

Pero para tratar de calmar a las fieras, el gobierno se comprometió a enviar el próximo viernes una partida de 300 millones de pesos, que deben ser repartidos entre todos los clubes del fútbol argentino.

Igualmente, según pudo saberse ayer en esferas cercanas a la diferencia afista, solo la mitad de ese monto quedará para los clubes, ya que el resto servirá para sanear cuestiones internas de AFA.

Además de la deuda con los clubes de primera división, que garantizan el arranque del campeonato para el próximo 19 de agosto, el problema está en el ascenso, que en total reclama un atraso de 75,5 millones de pesos.

Comentarios