Política
Miércoles 27 de Julio de 2016

El gobierno intenta enfriar la disputa con Tinelli: Macri lo invitó a Olivos

El jefe de Gabinete propuso "bajar un cambio" en las agresiones. De la Rúa le pide al presidente que aguante las cargadas.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, instó ayer a "bajar un cambio en las agresiones" hacia el conductor televisivo Marcelo Tinelli, en tanto que el ex presidente Fernando de la Rúa le recomendó al mandatario Mauricio Macri que "aguante" las imitaciones que le hacen en el programa ShowMatch.

Peña, al término de una reunión de gabinete realizada durante la mañana de ayer, aseguró que el gobierno "no" avala ni comparte los ataques a través de las redes sociales como los que sufrió en los últimos días Tinelli, por lo que instó "a bajar un cambio en las agresiones".

Este pedido se enmarca en una espiral de acusaciones cruzadas entre Macri y el conductor televisivo. Por eso, con el ánimo de enfriar la tensión, hoy a las 12 ambos se reunirán en la quinta presidencial de Olivos.

Consultado sobre la polémica generada a raíz de las imitaciones en la televisión, en la pantalla de Canal 13, De La Rúa le recomendó al actual mandatario que "aguante" la caracterización de su figura en manos del cómico Freddy Villarreal, pero insistió en que "hay que tener respeto por la figura" del jefe del Estado.

Génesis. En rigor, el enfrentamiento entre Macri y Tinelli se generó meses atrás, cuando el jefe del Estado comenzó a moverse para bloquear la llegada del conductor televisivo y empresario a la presidencia de la AFA.

Aunque durante el último fin de semana Macri había manifestado su disgusto con la caricaturización de su figura (a partir del pedido para que la población evite estar en su "casa en remera y en patas"), Peña destacó que en el Ejecutivo no hay "problema con el humor político".

Sobre los cuestionamientos que recibió Tinelli, el funcionario señaló que no es "bueno para una sociedad democrática la difamación, el ataque anónimo o no, en las redes sociales o donde sea", cuando "alguien expresa lo que piensa, más aún en clave de humor".

Ante eso, exhortó "a bajar un cambio en las agresiones, sea de un lado o de otro", durante una conferencia de prensa que brindó en la Casa Rosada.

El empresario televisivo aseguró haber recibido cientos de agresiones a través de las redes sociales y acusó al gobierno de tener "trolls" para viralizar esos ataques en las últimas semanas.

"Rechazamos de plano cualquier ataque, difamación o coerción a la libertad de expresión, sea de quien sea o contra quien sea", insistió Peña, y luego agregó: "No avalamos esas posturas, no las compartimos, no las hacemos".

Asimismo, reveló haber conversado la semana pasada con Tinelli para expresarle la "solidaridad" del gobierno, a la vez que recordó que el conductor "tiene una amistad con el presidente de hace muchos años".

El trabajo desde el gobierno en las redes sociales "es transparente, no tiene nada que ver con una postura de ataque, porque no creemos en eso, no somos así, fuimos víctimas de eso durante mucho tiempo", amplió.

Por lo tanto "somos los primeros interesados en saber si alguien usa esas herramientas para dañar la imagen" de alguna personas y también "seremos los primeros en tratar de limitarlo", garantizó.

De La Rúa, por su lado y a diferencia de otras oportunidades, relativizó la influencia que tuvo en su salida prematura del poder la satirización que hacían de él en ShowMatch al remarcar que "lo más grave fue la actitud del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el golpe interno".

El ex mandatario también recordó que cuando fue al programa, en 2001, lo hizo "de buena fe" y bajo la promesa de que iban a dejar de imitarlo, y sugirió que fue engañado por un colaborador de Tinelli cuando pidió el nombre de la mujer del conductor y le dijeron "Laura" en lugar de "Paula".

Según el ex presidente, "es difícil medir" el daño que causó en su imagen la satirización en la televisión, porque "según Tinelli no causó nada y según algunos analistas, todo".

Comentarios