Política
Domingo 14 de Agosto de 2016

El gobierno cuestionó al kirchnerismo por no repudiar la agresión a Macri

El titular del bloque de diputados del FpV, Héctor Recalde, aclaró que no fue su espacio político el que atacó al mandatario.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, cuestionó ayer que no se ha "escuchado a ningún dirigente kirchnerista repudiar" el ataque a piedrazos contra el presidente Mauricio Macri y su comitiva en Mar del Plata, donde un fiscal abrió una investigación de oficio en principio por atentado a la autoridad (ver aparte).

Sobre este punto, Peña le pidió al kirchnerismo que "dejen claro si están del lado de la violencia y la intolerancia o de la democracia y la paz".

Peña vinculó el ataque al presidente con sectores del kirchnerismo al advertir que "antes esas agresiones verbales y hasta físicas ocurrían desde la Casa de Gobierno, desde los patios que hacían con la militancia y en cadena nacional. Es natural que ocho meses después todavía queden algunos sectores, muy minoritarios por suerte, que creen que esa es la forma de convivir en democracia y en una sociedad con pluralidad de idea".

El ministro coordinador instó luego a "mirar la evolución" y resaltó que la Argentina "ha avanzado muchísimo como país. Hoy es mucho más pacífica, más democrática, hay mucho más diálogo y esa es la buena noticia".

"Que estos hechos aislados merezcan el repudio de toda la dirigencia política es bueno. Cuando hubo alguna situación de escrache, como pasó con (el ex secretario de Legal y Técnica Carlos) Zannini, nosotros fuimos muy claros en repudiarlos, pero hasta ahora no hemos escuchado a ningún dirigente kirchnerista repudiar estos hechos. Habla de una conducta. Esperamos que corrijan esa situación y dejen claro si están del lado de la violencia e intolerancia o de la democracia y la paz", agregó el jefe de los ministros.

Cultura política. Asimismo, el jefe de Gabinete consideró que las agresiones sufridas por el mandatario en Mar del Plata "reflejan una cultura política que se respiró en la Argentina durante doce años y que por suerte se ha terminado".

"Ha terminado la Argentina del patoterismo, la intolerancia, la violencia. Por eso resaltan más esas situaciones", afirmó Peña.

Y añadió: "No queremos perder energía en la división y confrontación. Sí es bueno que como sociedad reflexionemos lo cerca que estuvimos de que se consolide ese escenario de violencia desde el poder político".

A pesar del reproche de Peña a la falta de repudio por parte del peronismo de la agresión a Macri, el jefe del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Héctor Recalde, aclaró que "no fue" su "espacio político el que tuvo agresiones físicas" contra el presidente, y si bien no repudió directamente el ataque, lo consideró "malo" y dijo que "generar incertidumbre, zozobra y temor es malo", además de comparar la situación con "lo que pasa con el desempleo".

Por su parte, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, repudió los ataques y señaló que "a estas agresiones hay que contestar con más diálogo" ni tampoco "engancharse".

"La mayoría de los argentinos quiere el diálogo y volver a un país tranquilo", añadió.

Unos pocos fanáticos. Por su parte, el líder del partido FE y del gremio de peones rurales, Gerónimo Momo Venegas EM_DASHaliado de CambiemosEM_DASH, atribuyó ayer a "unos pocos fanáticos que solo quieren destruir" las agresiones a Macri.

"Con el gobierno de Macri vamos a construir autopistas, barrios, hospitales y escuelas para que los argentinos vivan mejor", aseguró Venegas durante la inauguración del local central del partido FE en la ciudad bonaerense de Villa Gesell.

Desde la oposición, la referente del GEN Margarita Stolbizer repudió las agresiones y sostuvo desde su cuenta en la red social Twitter que "la intolerancia es falta de ideas y razones", por lo cual debe "defenderse la democracia con pluralismo y derechos humanos".

Tras el mal momento que pasó el Mar del Plata, Macri aprovechó el fin de semana largo para descansar, junto a su familia, en un country de la ciudad neuquina de Villa La Angostura.

A Mendoza

El intendente de Luján de Cuyo, Omar De Marchi, confirmó ayer que Mauricio Macri irá a Mendoza el próximo miércoles para participar de los actos por un nuevo aniversario del fallecimiento del general José de San Martín. Además, dijo que "el presidente sigue de cerca la realidad política mendocina y pretende que fortalezcamos el PRO en Mendoza".

Comentarios