Edición Impresa
Sábado 17 de Mayo de 2014

El gobierno busca sumar financiamiento

En el país hay entre 1.500 y 1.800 productores lecheros pero hubo una baja sustancial de la producción como consecuencia de los efectos climáticos provocados por las altas temperaturas de diciembre y enero, las fuertes lluvias de febrero y las inundaciones en algunas regiones a principios de abril de este año. Y aunque el precio del litro de leche que la industria paga al productor logró una mejora —en promedio está en 3,05 y oscila entre 2,80 y 3,15—, no alcanza para compensar el incremento de costos, la siembra de pasturas y el ensilado de reserva para el invierno. Además, luego de la devaluación de enero los proveedores de insumos para la actividad comenzaron a requerir los pagos en forma más rápida y esto influyó negativamente en muchos productores. Este año la financiación es un tema clave para el sector tambero.

Roberto Socin, director de Planificación Estratégica Sectorial de la Subsecretaria de Lechería de la Nación, adelantó en su paso por Mercoláctea 2014 que el gobierno nacional avanza en la implementación de una nueva línea de crédito para los productores tamberos asfixiados financieramente y contó que en junio estará disponible a través del mercado de capitales una nueva forma de financiamiento por fideicomisos financieros.

El funcionario —que además es tambero en la cuenca santafesina— dijo que su dependencia presentó dos proyectos para que se financie a los productores con tasas convenientes. Y el costo sea cero para los que estén en situación de desastre. La industria sería agente de retención en las cuotas, explicó. "En Santa Fe lo tuvimos bastante experimentados con los programas Tamberos y tiene una tasa de cobrabilidad del 100 por ciento", destacó

Socin adelantó que están trabajando con la Comisión Nacional de Valores (CNV) para ofrecer financiamiento vía fideicomisos. Aunque faltan ultimar detalles la financiación sería por el valor de un mes y medio de producción, pagaderos en 18 u 24 cuotas, bajo el compromiso del productor de remitir la materia prima a la industria, que será agente de retención y pagará al fideicomiso.

Comentarios