Política
Sábado 23 de Noviembre de 2013

El gobierno aplazó la promulgación del nuevo Código Civil para 2014

“Tenemos como agenda política en el Congreso dos iniciativas relevantes. Ambas tendrán debate y propiciamos su media sanción con otras adicionales”, indicó el flamante jefe de ministros.

El gobierno confirmó que el proyecto de unificación y reforma de los códigos Civil y Comercial, así como la ley que debe determinar la responsabilidad del Estado se tratarán en una sola Cámara del Congreso la semana próxima, pero su sanción definitiva se postergará para 2014, con la nueva conformación legislativa.

   Así lo informó el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, durante una conferencia de prensa en la Casa de Gobierno, donde afirmó que se buscará dar media sanción a ambos proyectos, pero que su paso por las cámaras revisoras y su sanción definitiva será a partir de marzo próximo.

   “Tenemos como agenda política en el Congreso dos iniciativas relevantes. Ambas tendrán debate y propiciamos su media sanción con otras adicionales”, indicó el flamante jefe de ministros.

   De esta forma, el miércoles el Senado tratará el proyecto de reforma y unificación del Código Civil y Comercial y lo girará a la Cámara de Diputados, pero esta recién continuará con su tratamiento a partir de 2014.

   El mismo día, la Cámara baja buscará aprobar la iniciativa que regula la responsabilidad social del Estado —uno de los temas que fue apartado del nuevo Código Civil— pero el Senado no le dará tratamiento hasta el año próximo.

   El anunció de Capitanich tuvo lugar un día después de su reunión con el presidente de la Cámara baja, Julián Domínguez, y los jefes de los bloques oficialistas del Senado, Miguel Angel Pichetto, y de Diputados, Juliana Di Tullio.

   La postergación de la sanción definitiva del Código Civil y Comercial generó reacciones dispares en el arco opositor, donde algunos celebraron el anuncio y otros lo consideraron insuficiente.

   En este segundo grupo se ubica el presidente del bloque de diputados de la UCR, Ricardo Gil Lavedra, quien consideró que “la postergación del tratamiento del Código Civil en procura de un mayor consenso sería elogiable si fuera completa”. “Esto quiere decir que se debe postergar para el año próximo la discusión del Código Civil en las dos Cámaras. Además, se debe postergar también la inaceptable ley de responsabilidad del Estado”, agregó Gil Lavedra.

   Por su parte, la senadora por San Luis del Peronismo Federal, la polémica Liliana Negre de Alonso, manifestó su disconformidad con las modificaciones realizadas por el oficialismo al proyecto de Código Civil, pese a que se incluyeron algunos cambios que ella había pedido y que estaban en sintonía con los reclamos de la Iglesia.

   Negre de Alonso subrayó que “el proyecto de ley de Código Civil no conforma a ninguno e inclusive se están planteando disidencias” y contó que “el senador (Adolfo) Rodríguez Saá plantea disidencia con temas como ampliar la protección al bien de familia”.

   “También estuve en una reunión en el Senado con un movimiento de lucha por la vivienda, que tampoco está suficientemente protegido y el bien de familia no conforma a las comunidades originarias”, añadió.

   Mientras, el senador José Cano (UCR) cuestionó la decisión del kirchnerismo de avanzar con la sanción del Código Civil y Comercial Unificado. Según el parlamentario se trata de la verdadera cara del oficialismo, que no acepta el diálogo, ni está dispuesto a dialogar con quienes piensan distinto.

   “El gobierno rompió toda posibilidad de consenso. Desde el proyecto de ley que limita la responsabilidad del Estado y de los funcionarios hasta las concesiones que hizo con temas de fondo, como dejar sin efecto práctico la fertilización humana asistida o negar el derecho al agua, el oficialismo ha impuesto su vocación de unificar los Códigos cueste lo que cueste. Con abiertas violaciones a tratados internacionales y vulneración a la Constitución nacional el kirchnerismo demuestra su sesgada visión de un Estado que siempre está contra el ciudadano”, expresó el referente tucumano, en sintonía con la posición de los bloques radicales en el Congreso de la Nación, pese a que la cuestión se promulgará recién en 2014.

Comentarios