Política
Sábado 27 de Agosto de 2016

El gobierno acusó a un sector del kirchnerismo de desestabilizador

Rogelio Frigerio dijo que hay dirigentes K que quieren que Macri no termine el mandato. Lo salió a cruzar Recalde.

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, advirtió ayer que "un sector de la dirigencia" kirchnerista busca que el presidente Mauricio Macri "se vaya con su gobierno cuanto antes" y "pone palos en la rueda", incluso "antes de ver" las propuestas de la administración central.

"Hay algún dirigente que quiere que Macri no termine su mandato; en general no lo expresa de esa manera, pero a alguno que otro se le escapó decir que mejor que Macri se vaya con su gobierno cuanto antes", dijo Frigerio al ser consultado sobre si el kirchnerismo más duro quiere que el jefe del Estado termine su mandato antes de tiempo.

El presidente del bloque de diputados por el Frente para la Victoria (FpV), Héctor Recalde, desafió al ministro del Interior a que "dé nombre y apellido" de los responsables de esa maniobra.

La polémica se inició cuando el jefe de la cartera política afirmó que "claramente hay un sector de la dirigencia argentina, minoritario por suerte, que pone permanentemente palos en la rueda".

En este contexto deslizó que "hay muchos dirigentes que lo entienden, que aportan a la gobernabilidad y que enriquecen las propuestas (del gobierno) cuando las manda al Congreso", pero alertó que "hay otros" referentes que, "antes de ver" las iniciativas de la administración central, "ya se están oponiendo".

Preguntado sobre si el kirchnerismo más duro quiere que el jefe del Estado termine su mandato antes de tiempo, Frigerio aseguró que "por lo menos por las actitudes, no lo han dicho así explícitamente pero, claramente, hay un sector de la dirigencia argentina, minoritario por suerte, que pone permanentemente palos en la rueda".

Frigerio sostuvo que ese tipo de referente "no entiende que, para que a la Argentina le vaya bien, al presidente le tiene que ir bien".

A su vez, el diputado del PRO Pablo Tonelli señaló que hay "grupos ultraminoritarios que evidentemente tienen una actitud disolvente" y que "quieren que al gobierno le vaya mal".

Para el legislador oficialista, "la gente es optimista con respecto al futuro", y agregó: "El gobierno está gobernando a pleno y dando ejemplo de austeridad y decencia, y esto la gente lo advierte".

Por el contrario, Recalde replicó que el kirchnerismo y el peronismo siempre se han mostrado respetuoso de la voluntad popular, y que sus críticas apuntan a que el gobierno cambie alguna de sus políticas.

"Si algo caracterizó al peronismo y al kirchnerismo es haber luchado por la república y la democracia", contestó el jefe de la bancada kirchnerista.

No obstante, Recalde aclaró que "lo que queremos es que el presidente cambie porque la política que está llevando a cabo desde la devaluación, los despidos, las cesantías y la apertura indiscriminada de la economía está destruyendo el empleo".

"Sabemos que el mandato que tiene Macri es de cuatro años y termina en 2019. No nos preocupan ni las elecciones de 2017 sino lo que está pasando hoy con las familias argentinas", agregó.

Consultado sobre si el bloque kirchnerista se opone a los proyectos del Ejecutivo antes de ser debatidos, Recalde respondió: "¿En qué quedamos? Si destacan el nivel de consenso conseguido en el Congreso. Nos opusimos al acuerdo con los fondos buitre porque son dos modelos distintos, ellos proponen el endeudamiento y nosotros el desendeudamiento".

"Las leyes que sean buenas las vamos a votar, pero que me diga el ministro qué leyes fueron a favor de los trabajadores", remató el referente kirchnerista.

Comentarios