Bono
Jueves 24 de Noviembre de 2016

"El gobernador puede no estar de acuerdo con las declaraciones de sus funcionarios"

El ministro de Gobierno de la provincia de Santa Fe, Pablo Farías, minimizó el cruce entre el gobernador Miguel Lifschitz y su vice, Carlos Fascendini, sobre el bono de fin de año para los trabajadores estatales y docentes.

"El gobernador puede no estar de acuerdo con las declaraciones de alguno de sus funcionarios", señaló el ministro de Gobierno provincial, Pablo Farías, sobre el cortocircuito que existió entre el gobernador, Miguel Lifschitz, y su vice, Carlos Fascendini, quien adelantó, sin su autorización, el monto del bono de fin de año para los trabajadores estatales y docentes.

"El gobernador tiene la autoridad porque fue la persona votada para conducir los destinos de la provincia", señaló Farías en relación a que Lifschitz contradijo ayer públicamente a su vice, quien había asegurado que la la provincia pagaría un bono entre dos y tres mil pesos al asegurara que "todavía estamos analizando" el tema.

"Lifschitz tiene la última palabra. Es el encargado de fijar la proyección del gobierno"

Farías aseguró que Lifschitz "tiene la última palabra" porque "su responsabilidad es la conducción de todo el Ejecutivo", y enfatizó: "Lógicamente es quien tiene la prioridad de fijar la proyección del gobierno".

Más allá de la polémica, el funcionario minimizó el cruce entre las máximas autoridades de la provincia. "Es algo que puede pasar con cualquier funcionario. En este caso pasó con el vicegobernador. Son cosas que se resuelven. Y seguimos trabajando en conjunto", concluyó.


Comentarios