Edición Impresa
Sábado 03 de Mayo de 2014

El girasol, un engranaje clave del valor agregado

En esta campaña, el negocio vinculado con la oleaginosa involucra u$s 1.440 millones, con exportaciones por u$s 464 millones.

Pese a la pérdida de competitividad que sufrió en los últimos años, el negocio del girasol sigue siendo clave en la Argentina y tiene especial impacto en varias regiones productivas. La fuerte presencia de los derivados del cultivo en los mercados externos, que continúan con una demanda sostenida, también suman puntos a favor de la oleaginosa.

Estos aspectos serán parte de los temas que se debatirán en el próximo Congreso Argentino de Girasol que la asociación (Asagir) está organizando para el 27 de mayo en Buenos Aires.

El asesor económico de Asagir, Jorge Ingaramo, explicó que pese a la baja de los precios internacionales, el cultivo venía aportando un movimiento económico de 2.090 millones de dólares, de los cuales más de 1.050 millones eran exportaciones. Esta campaña, el negocio involucra 1.440 millones de dólares, con exportaciones por 464 millones.

El economista aseguró que el valor agregado sectorial supera el 53 al 55 por ciento de su facturación y que además se exporta prácticamente todo el excedente con valor agregado luego de pasar por el proceso de molienda, es decir, transformado en harina proteica de girasol (pellets) o aceites crudos y refinados, en sus distintas variantes de presentación.

La rentabilidad.Hoy, llevar las retenciones del girasol (del 32 por ciento en grano y 30 por ciento en aceite) a niveles similares a las del maíz (del 20 por ciento) implica cambiar la rentabilidad por hectárea que obtiene el productor, de 98 a 112,5 dólares, una señal que aliviaría las dificultades que enfrenta el cultivo.

A nivel global el girasol tiene mucha tela para cortar. Según datos provistos por Ingaramo, entre las campañas 2000/01 y 2013/14, el consumo mundial de aceite de girasol creció de 8,26 a 14,55 millones de toneladas, un 76,15 por ciento, a un ritmo del 4,45 por ciento anual acumulativo.

En tanto, el de la proteína de soja pasó de 115,78 a 184,49 millones de toneladas, el 59,3 por ciento,a un ritmo del 3,65 por ciento anual acumulativo.

La inversión privada. En la Argentina, principal generador de tecnologías para el mundo en girasol, hay todo tipo de actores que pese a las dificultades siguen apostando al cultivo. Tecnoseeds es una de esas empresas con bajo perfil pero que cumplen un rol clave en la cadena de valor. Como prestadora de servicios de producción de semilla, la compañía exporta semillas de girasol para sembrar 500.000 hectáreas y procesa semillas para cubrir el 45 por ciento del mercado local.

Guillermo Simone, presidente de la empresa, aseguró que mientras la tendencia del mercado exportador se mantiene estable y con tendencia a crecer en los próximos 5 años, especialmente por la demanda de Europa del Este, el mercado local tiende a decrecer por disminución del área.

Como prestador de servicios y productor, Simone manifestó su preocupación y destacó la necesidad de recuperar la competitividad perdida. "Debemos profundizar en el manejo por ambientes, explorar eficiencias en el negocio de confitero y oleico y mejorar los gastos de comercialización mientras esperamos la disminución de retenciones a la exportación", sostuvo el ejecutivo.

Para Aceitera General Deheza (AGD) el girasol también es fundamental, ya que están presentes en varios eslabones de la cadena que llega hasta la elaboración de sus productos Natura, marca emblema de la compañía.

"Nuestros esfuerzos están orientados a recuperar zonas que han sido cubiertas por otros cultivos y no han tenido el éxito que en el pasado tuvieron con el girasol. Es el caso del sur de Córdoba, San Luis y norte de La Pampa, adonde el factor climático ha impactado en forma desfavorable en cultivos de maní y soja", expresó Mariano Picotto, del departamento de compras de materia prima de AGD.

En su estrategia de sostenimiento del cultivo, la compañía ofrece a través de su red de acopios créditos para la siembra, asistencia técnica y hasta realizan ensayos.

Nuseed es una empresa de origen australiano dedicada al mejoramiento vegetal y comercialización de girasol, sorgo y canola. Daniel Gonzalez Pippo es el gerente de mejoramiento de girasol y aseguró que tienen significativos planes de inversión para el cultivo a nivel nacional e internacional, que incluyen un laboratorio de marcadores moleculares.

Para la compañía, con mirada global, el foco está en lograr materiales competitivos para la producción de aceite y con características especiales, como el girasol confitero.

Comentarios