Información Gral
Domingo 28 de Agosto de 2016

El galeón "San José", en el centro de agria disputa

El galeón "San José", que se hundió hace más de 300 años en las costas colombianas cuando viajaba hacia España cargado de oro y joyas del Virreinato del Perú, se ha convertido desde su hallazgo en una "manzana de la discordia" no solo entre los países que lo reclaman como propio, sino también entre los temidos caza tesoros.

El galeón "San José", que se hundió hace más de 300 años en las costas colombianas cuando viajaba hacia España cargado de oro y joyas del Virreinato del Perú, se ha convertido desde su hallazgo en una "manzana de la discordia" no solo entre los países que lo reclaman como propio, sino también entre los temidos caza tesoros.

Colombia pelea sus derechos por ser el lugar del hundimiento que se habría dado a causa de un supuesto ataque de piratas; España lo hace por ser el país que comandaba el transporte de joyas desde Sudamérica hacia Europa en la colonia y mientras, las empresas dedicadas a la exploración y hallazgo de tesoros, buscan la comercialización del mismo.

No obstante, para el jefe del programa de arqueología de la Universidad Externado de Colombia, José Luis Socarrás, el galeón "es patrimonio de todos los colombianos por su localización", pero "por su historia, es un patrimonio que le pertenece a toda la humanidad".

La disputa por el millonario tesoro, con un valor calculado entre 3.000 y 17.000 millones de dólares, se remonta a los años ‘80, cuando la estadounidense Sea Search Armada (SSA) pidió al gobierno colombiano iniciar conjuntamente la búsqueda del galeón con la condición de obtener la mitad del hallazgo hundido. El entonces presidente Belisario Betancur (1982-1986) se negó a la propuesta.

España confirmó sus reivindicaciones e insistió en una convención de la Unesco sobre la protección de los bienes en el lecho marino y cuyos acuerdos señalan que los buques de guerra hundidos pertenecen al Estado de su origen. Sin embargo, Colombia no ha suscrito dicha Convención.

Los dos gobiernos han abordado el futuro del galeón, como aseguró el director del Instituto Cultural Español, Miguel Recio, a principios de julio.

Sobre la extracción de la nave y los tesoros hay discrepancia. España sugiere que se dejen los restos en el fondo marino, pero Colombia considera que el galeón debe ser recuperado "bajo todos los cánones".

Comentarios